Terapia de la Dra. Clark

Testaje de regiones dentales

Con el Sincrómetro de la Dra. Hulda Clark se puede testar cada región dental, cada diente, para saber qué tipo de composite tiene en él, que tipo de Metales Pesados se compone sus amalgamas, cuales son las bacterias que se anidan dentro del diente, en las encías, debajo del composite…Antes de visitar a su dentista y ver el estado de su boca a través de una radiografía en la que no se puede apreciar si hay o no bacterias (el Clostridium Tetani) debajo del composite, cuando vea que un diente cambia de color, se va oscureciendo, volviéndose algo gris, entonces es aconsejable testarse todas las regiones dentales para saber cual o cuales son los dientes infectados, que a primera vista no se puede ver.

dientes3

Limpiar su dentadura:

La era de la amalgama se conocerá pronto como la era más oscura en la historia humana. Más oscura que  el canibalismo, cortar cabezas, el arrojar cristianos a los leones, quemar a los  no-cristianos en un madero, o participar en dos guerras mundiales. Se perpetró el desastre de la amalgama en el muy joven y en el muy viejo, en el enfermo y el saludable, tanto en mujeres así como hombres, mucho menos selectivo que atrocidades primitivas.

Los estragos perpetrados al persuadir a la gente para  aceptar el chupar mezclas de mercurio día y noche es inimaginable, iniciando así el centenario del declive descendente de nuestro sistema inmune, nuestra única defensa contra la extinción.

El propósito de esta limpieza dental es:

  •  liberarnos de la fuente más grande de metales pesados, ingredientes del plástico y tintes que dañan nuestro  sistema inmune, además del cloro en el agua potable.

  •  liberarnos de la bacteria de Clostridium, causantes del cáncer, la cual se oculta bajo los empastes de los dientes.

Nuestra única defensa contra todos los parásitos, bacteria, virus  que tratan de crecer en nosotros es nuestro sistema inmunológico. Quizás pensamos que la limpieza, inteligencia, ropa que abriga y los medicamentos nos protegerían. Pero no lo hacen. Nuestras células blancas en la sangre (WBC) tienen infinitamente más poder. Su trabajo es comer a nuestros enemigos, matarlos y quitarlos en una variedad de maneras: a veces físicamente y otras a través de químicos que ellas mismas producen, otras veces por sistema eléctrico (o quizás magnético). Cuando accidentalmente dañamos nuestro Glóbulas Blancos, es un asunto muy serio.

La amalgama produce un flujo constante de Mercurio y Talio en nuestros cuerpos, sin mencionar níquel, cromo, cobre y otras docenas más. Incluso el oro es sumamente dañoso, por ser un elemento esencial para los priones, la bacteria de Salmonella, virus SV 40 al igual que  el virus  VIH. Ninguno de los metales de la amalgama tenía que ser declarados como peligrosos, aunque el níquel y elcromo habían sido valorados como sumamente carcinógenos durante más de  30 años! Únicamente el mercurio ahora tiene una advertencia en California.

Sin darlo a conocer, y en secreto la amalgama es un ataque en toda regla contra la humanidad.  No sabíamos lo que introducíamos en nuestras bocas, aunque los fabricantes sí lo sabían. Nosotros pensábamos que los “empastes de plata” eran principalmente plata, y pura, cuando en realidad estaban muy impuros y conteniendo un 50% de  mercurio. La Asociación Dental tenía conocimiento en todo momento de los resultados de las investigaciones  científicas,  y de cuales eran los efectos de comer tales venenos, de  su resultado  acumulativo así como cada año que pasaba traía más toxicidad al organismo.

Parecía inexistente la preocupación por la pureza o el riesgo de la salud de una organización que tenía la confianza pública en sus manos… El Syncrómetro de la Dra. Hulda Clark detectó 50 metales en una sola muestra de amalgama nueva que estaba lista para ponerla en la boca  de alguien.

Elementos encontrados en amalgama por el Syncrómetro de la Dra. Hulda Clark:

Ag- Plata, AI- Aluminio,  Ba- Bario, Be- Beryllium, Bi- Bismuto, Br- Bromo, Cd- Cadmio, Ce- Cerium, Cs- Cesio,  Cu- Cobre, Dy- Dysprosium, Eu- Europium, Gd- Gadolinium, Ge- Germanio, Hg- Mercurio, Ho- HolmiumIn- tndium, La –Lanthanum, Li- Lithium, Mn- Manganeso, Mo- Molybdenum, Nb- Niobium, Nd- Neodymium, Ni- Níquel, Pb- Plomo, Pr- Praseodymium, Pt- Platino, Rb- Rubidium, Re- Rhenium, Rh- Rodio, Rn- Radon, Ru- Ruthenium, Sb- Antimonio, Sc- Scandium, Se- Selenium, Si- Silicón, Sm- Samarium, Sn- Estaño, Sr- Estroncio, TI- Thallium, Ta- Tantalum, Tb- Terbium, Ti- Titanio, Yb- Ytterbium, U- Uranio, V- Vanadium, W- Tungsten, Y- Yttrium, Zn- Cinc, Zr- Circonio


La víctima del cáncer debe quitar toda su amalgama, aunque sea diminuta, de la boca. No hay ninguna manera de restablecer la inmunidad si ignoramos este principio fundamental.Note los lanthanidos en amalgama: Ce, Dy, Eu, Gd, Ho, La, No, Nb, Pr, Sm, Th, Yb, Y. Están presentes casi todos ellos. ¿Mientras se difunden dentro de nuestros cuerpos, su naturaleza  paramagnética perturbara el delicado equilibrio de nuestro hierro, será posible excretarlos? Se debería haber estudiado esto antes de depositarlas en nuestras bocas.

Las células blancas de la sangre que se alimentaron de  mercurio y thalio pueden atrapar bacteria y virus pero  nunca son capaces de matarlos. Han perdido la capacidad de hacerlo. Tampoco pueden generar  L-G o L-A (ver página 589 del libro “The Cure for HIV and AIDS). Un tumor lleno de mercurio/talio por filtración no tiene la posibilidad de limpiarse por sí mismo de los virus SV 40 y bacteria Clostridium o de cualquiera otra cosa.

En ediciones anteriores de este libro la Dra. Hulda Clark recomendaba la retirada de amalgama con taladro, para ser reemplazada por plástico para los dientes que tenían empastes. Eso ya no lo recomienda más.

Ahora que se ve pedazos de mercurio salpicados por toda la boca, algunos suficientemente grande para verse en radiografías, la solución más segura es su extracción. Pedazos diminutos de amalgama dispersos por el acto de taladrar cubrirá una mayor superficie de mercurio y crearía mucha más filtración que antes.  La enfermedad de la amalgama no se ira.

Empastes de plástico desprenden tintes de [azo], metales pesados, bisfenol A (una sustancia semejante a estrógeno, que no es bueno para chicos o chicas), y ácido malónico, urethane, ácido acrílico, DAP (un phthalate), todos los cuales son carcinógenos.

Pero se ha encontrado una forma de detener la filtración de plástico, aunque los resultados son preliminares. Si tienes solo plástico, no plástico-reemplazando-amalgama, podría escoger este camino nuevo y experimental. Ha sido utilizado solo durante 4 años y sólo usado por 2 docenas de pacientes. En cada caso el tratamiento nuevo detuvo la filtración. Se hace con un “zapper dental”.

Extraer los dientes que una vez tenían amalgama y zapicar sus dientes del plástico es un término medio  que debe ser supervisado por cada persona que escoja hacerlo. Haga la prueba de saliva con el Syncrómetro de la Dra. Clark.

Su visita al dentista

Encuentre un cirujano bucal o dentista dispuesto a limpiar su boca. Dispuesto a buscar pedazos de amalgama vieja o sobrante, llamadas tatuajes. Esto es algo más que “sólo sacar dientes.” Tal vez le cueste encontrar un dentista de este tipo. Los dentistas alternativos han tomado la delantera en la el esfuerzo de prohibir amalgama de los suministros dentales. Si tiene cáncer u otra enfermedad, busque un dentista que trabaja sin usar metal. Esto apunta a la posición progresiva de esta agrupación profesional. Quizás necesitaría viajar muy lejos o hasta visitar otros países para encontrar a un dentista alternativo adecuado.

Conserve los pedazos sueltos de metal y plástico porque quizá querría analizarlos posteriormente. O querría simplemente gozar del “tesoro” recuperado mientras identifica corrosión e infección. Saque una foto de ellos como recordatorio de que mal estaba su dentadura

Cuando terminen las extracciones, felicítese por el logro.

Comienza el programa postoperatoria Dental inmediatamente.

No coma ni beba (aparte de agua) durante el resto del día después de una extracción.

La Dra. Hulda Clark aconseja que se debe de extraer toda endodoncia y todo diente muerto o desvitalizado , así como dientes con empastes de metal. Dientes con implantes no se han estudiado suficientemente para saber que metales se desprenden, o si infecciones de Clostridium comienzan en su vecinidad. Por esta razón debe usar su propio juicio en implantes.

Después de la extracción y limpieza del alveolo, el dentista o cirujano necesita hacer dos cosas más antes de coser la herida: limpieza de las cavidades (cavitaciones)  antiguas y limpieza de amalgama.

Limpieza Huggins de Cavidad (cavitacion)

El diente se sostuvo en el alveolo por tejidos blandos parecidos a pequeños ligamentos. A menos que se quitan éstos también, se podrirán y proporcionarán la oportunidad de que bacteria podrían residir allí, creanda una futura (cavitacion). Se enseñó este procedimiento en el pasado por Dr. Hal Huggins y muchos dentistas lo conocen.

Mientras se limpian los alvéolos nuevos, cualquier viejo alveolo infectado, llamado [cavitations] antiguos, se debe limpiar también. Deben ser buscados por un dentista conocedor del tema. Las cavidades ocultas, esas que no se ven en la radiografía, ni se desarrollan en los sitios dejados  por la extracción de dientes, a menudo se sanan sin cirugía después de esta limpieza dental.

Limpieza Arechiga de Encía

La segunda tarea después de extraer sus dientes del metal y limpieza de las [cavitations] es quitar amalgama incrustada en las encías. Este procedimiento ha sido desarrollado por Dr. Benjamin Arechiga de México. Cada cuadrante de su boca requiere una limpieza para quitar amalgama. La línea superior de la encía será gris por mercurio absorbido. Es más fácil si se hace esto mientras se hacen las extracciones. El dentista empieza por cortar una línea recta encima del espinazo óseo de la mandíbula donde se encontraban anteriormente los dientes.

Seguidamente, se extirpa 3 mm de la encía en cada lado de la incisión. Se desechan las dos tiras de 1/8 pulgada de ancho y que se extiende desde las muela de juicio a los dientes delanteros más cercanos. El tejido restante de la encía se estira fácilmente sobre la cima y se cose para cerrar. Sorprendentemente, el tejido de la encía nuevo es más elástico y sana mucho más rápido que la encía vieja, saturada de mercurio. Puede contar con que sus encías se sanen en dos a tres días. La llamamos la técnica de Arechiga, por el cirujano bucal que la inventó. Mientras el dentista recorta tejido de la encía empapado de mercurio, se puede limpiar el hueso expuesto de viejos pedazos de la amalgama que ahora son más fáciles de ver.

Cuidado dental postoperatorio

Uno de los propósitos de hacer esta limpia dental es de matar bacteria Clostridium que ha invadido las hendiduras o grietas debajo de los empastes. Desde aquí colonizan al resto de su cuerpo. La evidencia de esto quizá estaría ya en el resultado de su prueba de sangre: un bajo nivel de ácido úrico. Se asocia  con invasiones de Clostridium.

No obstante, las extracciones no aclaran las infecciones automáticamente. Tampoco se pueden contar con antibióticos. Se necesita un programa muy vigoroso para aclarar infección incluso después de la extracción de dientes infectados. Heridas hondas tal como la base del alveolo nuevo son precisamente donde la bacteria Clostridium prefiere estar. Este programa del Cuidado Dental Postoperatorio logra matar los Clostridium.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, después de haberme especializado desde hace 8 años especificamente en esta terapia, he comprobado su eficacia en la mayoría de mis pacientes, dentro de España como fuera de ella, en Europa (Francia, Inglaterra...)

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: