Terapia de la Dra. Clark
COMO DETECTAR LOS TÓXICOS E INFECCIONES BUCALES

COMO DETECTAR LOS TÓXICOS E INFECCIONES BUCALES

COMO DETECTAR LOS TÓXICOS E INFECCIONES BUCALES

Debe obtener una radiografía panorámicade buena calidad de su boca.

Las vistas panorámicas de la boca completa, incluyendo maxilares y senos nasales, le permitirán ver muchas más cosas que las radiografías de las piezas dentales sueltas.

Llévese un negativo a casa para estudiarlo.

En la radiografía panorámica puede identificar metal, plástico, endodoncias, coronas, abscesos en las raíces, cavidades (espacios huecos o hueso blando en lugares en los que se han realizado extracciones de piezas) y demás elementos sospechosos. Dibuje un círculo alrededor de todo lo que el dentista o radiólogo identifique como sospechoso para referencias futuras.

X

Impresión de calidad media de una radiografía panorámica

Esta radiografía en concreto debería haberse repetido porque, si observamos las piezas superiores, no son visibles los extremos de las raíce. Asimismo, las piezas dentales del fondo aparecen negras, por lo que no podemos deducir nada a partir de ellas. El ajuste de intensidad del aparato de rayos X no fue el adecuado en este caso.

Por otra parte, observemos las piezas dentales inferiores. Los extremos de las raíces aparecen en la impresión, pero no pueden verse con claridad.

X

La quinta pieza dental a partir del centro hacia la izquierda (L) del maxilar superior presenta una nube negra que discurre hacia arriba a partir del extremo de la raíz como si hubiera una nube de mosquitos. Se trata de una infección; las bacterias van en procesión hacia el cerebro. Los tumores cerebrales se producen en contextos como este.

Así pues, sería un gran error intentar salvar una pieza dental en esa situación, incluso si “tiene buen aspecto y no está dando problemas”.

El plástico (bordes negros) puede verse en el extremo interior de los incisivos centrales superiores. Este plástico se aplicó por una cuestión de estética. También pueden verse otros pequeños fragmentos de plástico aquí y allí. No se detecta ninguna cavidad (zonas oscuras) en el maxilar inferior, donde la visibilidad es buena.

Había un gran tatuaje (amalgama dispersa) que, a pesar de no aparecer en esta radiografía, fue detectado por el dentista con facilidad al realizar una búsqueda visual, cierto tiempo después, mientras trabajaba en la boca.

De cualquier forma, está claro que puede ser complicado detectar la presencia de tatuajes.

X

Radiografía panorámica que muestra una gran cavidad en el lado derecho del maxilar inferior.

La segunda radiografía panorámica, a pesar de ser de mala calidad, muestra una enorme cavidad en la hemiarcada derecha del maxilar inferior. Una o dos piezas dentales extraídas hace tiempo dejaron un gran orificio con una infección (área oscura) a ambos lados. Una limpieza en profundidad permitirá que vuelva a rellenarse de hueso y se detenga la enfermedad crónica que este paciente estaba sufriendo.

En la hemiarcada derecha del maxilar superior, aparece un solitario molar alojado sobre un lecho de infección. Las zonas en negro oscuro son metal.

Los análisis del Syncrometro realizados a este paciente mostraron que las bacterias dentales Staphylococcus y Clostridium estaban viajando hacia el pecho. Las bacterias Staphylococcus estaban produciendo factores de crecimiento y las Clostridium estaban transformando ARN en ADN para estimular el tumor allí.

Si encuentra una pieza dental o una parte de la boca que parezcan sospechosas, pero no es capaz de determinar de qué se trata, repita la radiografía de esa pieza o lugar concretos; es lo que se llama una radiografía periapical. No obstante, no solicite una radiografía de las normales. Los equipos de rayos X digitales son muy superiores. Compare estas radiografías con la radiografía panorámica anterior.

X

Tatuaje; áreas sospechosas; plástico; hueso blando. Las radiografías digitales ofrecen una vista superior

Qué puede salvarse en caso de una enfermedad degenerativa

¿Cómo puede decidir qué es un empaste grande y qué es un empaste no tan grande? Como esta decisión es, hasta cierto punto, una decisión subjetiva, debería tener en cuenta las opciones. Si marca para la extracción muchas piezas dentales en mal estado, pero deja piezas dentales solas que estén ligeramente bien, le entregarán una prótesis parcial que deberá encajarse alrededor de las piezas sueltas. Al comer, se quedarán restos de los alimentos atrapados en esas piezas sueltas, lo cual le producirá ciertas molestias. Deberá quitarse la prótesis parcial para limpiarla con mucha más frecuencia que si tuviera una prótesis parcial sencilla que incluyera todos los molares y premolares.

La misma idea se aplica a los dientes frontales. Si sólo le quedan dos o tres dientes frontales en buen estado, deberá tener en cuenta la necesidad de quitarse la prótesis parcial para limpiarla con una mayor frecuencia que si tuviera que quitarse una dentadura postiza completa.

El plástico es casi invisible y no puede detectarse por ningún medio. Ni siquiera una radiografía digital puede detectar diminutos fragmentos olvidados. La traza más ínfima de plástico podría decantar la balanza hacia el lado del desastre. El bazo, la médula espinal y el hígado están ya repletos de toxinas del plástico, como si un vaso de agua estuviera lleno hasta el borde.

El tejido de almacenamiento, que es la grasa, también está lleno de plástico. Así pues, incluso la traza más ínfima de plástico es demasiado. La extracción es la solución más segura.

Si las piezas dentales abiertas se cepillan a diario con aceite de orégano y plata coloidal, y de vez en cuando con blanqueador (USP) no vuelven a aparecer caries. Ninguna pieza dental en esta situación vuelve a infectarse a lo largo de todo un año.

Recuerde que el objetivo del empaste original era impedir la reaparición de caries. Ahora puede conseguirlo sin el empaste, así que no se producirán daños durante un año, el tiempo suficiente para ponerse bien.

Podrá seguir la evolución de las piezas dentales usted mismo observando la decoloración.

Podrá eliminar con rapidez cualquier principio de infección con:

–          La primera opción es el Blanqueador dental (de Clark)

–          La segunda opción sería la Solución de Lugol (seis gotas de Solución de Lugol en media taza de agua).

–          La tercera opción es la plata coloidal. Las mismas instrucciones sirven para la solución de plata coloidal, pero utilice media taza.

Otro remedio:

Puede usar el aceite esencial del Arbol del Té, unas dos gotitas  en el cepillo dental, es un antiséptico muy potente. También cuando molesta las encías, por inflamación (gingivitis) se pone dos gotitas en el dedo y se masajea el lugar dolorido o inflamado. Como es muy fuerte, escupa la saliva y repita la operación, trate de no tragarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, me especialicé hace 7 años específicamente en esta terapia natural, comprobando su eficacia en la mayoría de mis pacientes y he tratado ya a más de 400 dentro y fuera de España.

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: