Terapia de la Dra. Clark

METALES PESADOS

PRINCIPALES FUENTES DE METALES PESADOS

En Aguas no aptas, Tabaco, dentífricos, bebidas comerciales y Amalgamas dentales:

METALES PESADOS:

Estaban a metros bajo tierra, pero los hemos sacado y ahora están hasta en el aire que respiramos.

  • El Aluminio: Una comida impensable, pues en los 80, fue introducido en las levaduras industriales (Aluminio añadido a un líquido burbujeante) y Bollería-hinchada sin levadura. La causa del Alzheimer (Acumulación de Aluminio en Cerebro), los Herpes, el EBV (Sínd. Fatiga Crónica).

  • Nuestras comidas rebosan de Niquel y Cromo.

  • El ORO, la maldición? Es más difícil de desintoxicar que otros metales. Es el trabajo de los WBC, pero si hay radioacºtividad, están perdiendo Vit. C y no pueden trabajar, los órganos se van llenando cada vez más de Oro, que alimenta a los Priones y atrae al Macracanthorhyncus (Parásito). El órgano está dispuesto a morir.

Provoca enfermedades en Ovarios, Diabetes, Priones, Obesidad

  • El cobre de las tuberías trae Plomo de las juntas soldadas. El Cobre produce manchas marrones.

  • El Niquel almacena todos los metales, consume nuestro Iridio y lo cambia a polaridad Sur. Los tumores son depósitos de Niquel procedente de la bacteria Clostridium causante de la escasez de Iridio por lo que no puede avanzar la curación. El Niquel nos trae más y más infecciones, calvice y Alergias.

  • El Cobalto nos produce enfermedades cardíacas.

  • El Vanadio altera la producción de Globulina (anticuerpos) que forma los Glóbulos Rojos.

  • El Óxido de Germanio provoca deficiencia de WBC.

  • El Cromo nos da problemas de azúcar en sangre y dolores.

  • Estos mismos metales son usados por los Parásitos, Bacterias e incluso Virus y Priones, son el combustible de nuestras enfermedades.

Los bioquímicos saben que un mineral en su estado puro siempre inhibe el uso de las enzimas de ese mineral. El cobre de la carne y de los vegetales que comemos es esencial. El cobre inorgánico como el de una mina o de las tuberías es carcinógeno. Y es lo que más prevalece en nuestro ambiente. Otra amenaza metálica son los rellenos dentales, los amalgamas de mercurio, que a su vez está contaminado con talio, y este es aún más tóxico que el mercurio. El oro y la plata también, pero algo menos. Otros metales tóxicos son el plomo y el cadmio de las soldaduras de las tuberías, el niquel y cromo de la dentadura y cosméticos, el aluminio de los alimentos, latas y sartenes. Los Metales Pesados reducen los niveles de glutatión, inhibiendo de esta manera la función del sistema inmunitario y permitiendo que las células tumorales crezcan sin control. Al mismo tiempo el ganado para carne y lechero también está siendo invadido por parásitos, lo que aumenta el riesgo de infestación humana.

PLOMO Y CADMIO:  Causan dolores de piernas en los niños, dolor artrítico. Chequear el agua de sus llaves.

El Cadmio es un contaminante del zinc, que se usa para galvanizar las tuberías. Si tiene tuberías de cobre y hay cadmio en el agua, debe haber alguna pieza soldada en algún lugar. El Cadmio causa espasmos de los bazos sanguíneos y esto empeora cuando se fuma, por lo que se llama “pierna del fumador”.

MERCURIO:  El mercurio es un metal altamente tóxico, tanto en el organismo como fuera de él: no se entiende cómo agencias oficiales americanas como la ADA (American Dental Association) insistan, a pesar de las protestas y demostraciones científicas de estos hechos, en sostener que instalar mercurio en la boca del pueblo americano es una práctica correcta y beneficiosa para los receptores. Las leyes federales norteamericanas prohíben tirar los sobrantes de amalgamas y los 16 empastes viejos sustituidos al basurero común, obligando al personal sanitario dental a tirar estos desechos en recipientes especiales para posteriormente tratarlos adecuadamente sin contaminar el entorno. Esto significa que no se debe contaminar el ambiente, pero el dentista puede contaminar la boca de sus pacientes. ¡Sin comentarios!

Por otra parte, el Dr. Jerome opina, es comprensible que la ADA promueva el uso de amalgama de mercurio en lugar del moderno «composite», pues la primera es mucho más fácil de instalar que el segundo. De esta manera se puede esconder fácilmente la ineptitud de varios miles de dentistas que, si son mediocres trabajando con amalgamas, menos aun podrían trabajar con el «composite».

Los empastes o amalgama de mercurio, que contienen mucho más que mercurio (50% de este metal y el resto de los otros metales son todos altamente contaminantes), producen en el organismo los siguientes efectos:

– Depresión;

– Atacan el sistema nervioso, produciendo síntomas similares a la esclerosis múltiple;

– Participan activamente en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer;

– Afectan directamente al corazón;

– Producen vasoconstricción y aumento de la tensión arterial;

– Producen insuficiencia renal;

– Inhiben el sistema inmunológico;

– Facilitan abortos espontáneos;

– Reducen la fertilidad masculina;

– Favorecen el fortalecimiento de las bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos;

– Junto con otros metales, producen en la boca corrientes galvánicas que destruyen los dientes y afectan a otros órganos.

En la boca podemos encontrar, además de obturaciones de amalgama, coronas de varios metales y cerámica, puentes, ganchos, refuerzos, implantes, etc. A veces, debajo de una corona de oro, se pueden encontrar obturaciones o restos de obturaciones de mercurio. Oro y mercurio juntos forman una buena pila que produce corrientes galvánicas, que rápidamente harán morir el diente y además introducirán mercurio y otros metales directamente en el torrente sanguíneo.

Bajo una corona, sea del material que sea, nunca debe quedar ni la más pequeña partícula de empaste metálico. Al desaparecer el metal de la boca se observan mejoras espectaculares en la salud de los enfermos.

Las obturaciones de amalgama, además de mercurio y plata, llevan en su aleación también níquel, un metal carcinógeno. También las coronas contienen níquel en el 70% de los casos. Además del efecto antes mencionado, el níquel provoca una reacción de hipersensibilidad a ese metal, que se manifiesta en el 10% de mujeres y 1% de hombres y sus efectos son: depresión, cambios de personalidad, y problemas en el sistema urinario. Este metal debería ser eliminado de la práctica médica dental y también de los utensilios de cocina pues, de una forma o de otra, estos están introduciendo continuamente níquel en el organismo.

Además del daño causado en la boca y en el organismo por todo tipo de metales y prácticas médicas incorrectas, la Dra. Hulda Clark afirma que existe también la contaminación por bacterias que se alojan en los dientes tratados por el dentista, especialmente cuando hay coronas, postes o dientes «desvitalizados». Las bacterias se alojan en los microtúbulos que constituyen la dentina, en los cuales pueden entrar los fluidos corporales que alimentan las bacterias y derramarse las toxinas que éstas producen, pero no pueden entrar los leucocitos que las destruirían, porque son de mayor tamaño.

Un diente desvitalizado puede contener una cantidad de bacterias suficiente para desafiar el sistema inmunitario. Las toxinas, son llevadas por el sistema inmunitario al hígado para ser eliminadas y este último se ve muy perjudicado. Estas toxinas pueden invadir al mismo tiempo riñones y nódulos linfáticos, áreas biológicamente debilitadas y áreas ya anteriormente inflamadas. De todos estos percances, ninguno será achacado al diente desvitalizado.

Es bien conocido el riesgo de morir que corren algunas personas por infección de las válvulas del corazón a consecuencia de las bacterias liberadas tras una limpieza de dientes. El problema más grave de todos es que la medicina considera el cuerpo humano como una máquina, y no es capaz de considerarlo como un conjunto de 17 órganos interdependientes: los problemas de la boca son derivados al dentista, los del intestino al digestivo, los del corazón al cardiólogo, y así adelante: si un diente está mal, lo quitamos y plantamos otro; ¿el corazón va mal? No hay problema, un by-pass o dos o tres lo arreglarán todo, y si no, un transplante. Etc.

Otro problema importante es el uso de aguas fluoradas. El flúor es un metaloide que produce muchos efectos dañinos en el cuerpo humano:  Es cancerígeno. Debilita los huesos y favorece la fractura del cuello del fémur.  Produce fluorosis, debilitando y manchando los dientes.

TALIO:

Afecta al RNA. Desplaza al Potasio. Confusión mental, problemas neurológicos, fatiga, parestesias, pérdida del cabello, pérdida de memoria. En los empastes dentales, hacer limpieza dental y quelación para quitar el Mercurio y el Talio que se ha introducido en sus tejidos. En los pañales desechables, en las tuberías de agua por materiales como el PVC, hilos dentales, los cotonetes y tiritas. Puede impedir que una mujer se quede embarazada, cuando se acumulan en Ovarios. Tomar Acido Alfa Lipoico 100mg (2 capsulas x 3/dia, Vit. C 5g /dia por 1 mes, oxido de Magnesio 300mg x 3/dia, Niacina 50mg en cada comida, reducir los fosfatos, limpieza renal y hepática, zappear.

COBRE:

Cada vez que analizamos un tumor, el Sincrómetro detectará la presencia de cobre metálico, o inorgánico. Este metal reduce fuertemente el nivel de hierro sérico, lo que conduce a la destrucción del sistema inmunitario, del sistema de fabricación de hematíes, y del metabolismo energético. Es la destrucción de la vida. Ya se había notado en medicina de investigación del cáncer la presencia de cobre en los tumores y se pensaba que era una consecuencia del cáncer. Según la Dra. Clark, es justamente lo contrario, o sea que la presencia de cobre favorece el cáncer y se puede demostrar fácilmente, pues al eliminar la ingesta de cobre metálico, su nivel en un cuerpo canceroso baja rápidamente. El cobre metálico tiene mucha afinidad con el azufre y los compuestos sulfurados, como el glutation, la cisteína, la taurina y la metionina: de esta manera este metal roba el azufre que debería estar combinado con el hierro en nuestros órganos y causa los problemas antes mencionados El cobre, entra en el organismo proveniente del agua de las tuberías de cobre y de algunos empastes dentales metálicos o plásticos. El remedio es simple, pues es suficiente no beber el agua que fluye en tuberías de este metal y cambiar los empastes por otros no contaminados. Además, al bajar el nivel de cobre se inhibe también la proliferación de hongos.

EL COBALTO

El cobalto inorgánico, o sea en estado metálico, también es tóxico y tiene la característica de inhibir la utilización del oxígeno en el cuerpo, y esto, cómo se descubrió hace tiempo, favorece la formación de tumores. Otro efecto del cobalto es el desequilibrio en la producción de proteínas plasmáticas en el hígado, lo que puede conducir por ejemplo a altos niveles de albúmina y bajos niveles de globulinas, o a la formación de mieloma múltiple y otras enfermedades. Los efectos tóxicos del cobalto alcanzan también al corazón. La medicina oficial lo sabe desde hace décadas y ha prohibido su uso farmacológico casi totalmente. Sin embargo, este metal ha reaparecido gradualmente, y ahora lo podemos encontrar en los detergentes para lavadoras (granitos azules), para platos, en los empastes dentales, en el plástico de las dentaduras, en los enjuagues bucales, y otros. Así, día tras día, estamos introduciendo y acumulando en el organismo pequeñas cantidades de cobalto sin saberlo. Si eliminásemos la presencia de metales y plásticos de nuestras vidas, en sólo tres días el equilibrio de proteínas plasmáticas en el organismo estaría restablecido.

EL VANADIO:

Este metal, también inorgánico, hace que el recuento de hematíes se dispare a niveles muy altos. En el hígado produce el efecto contrario del cobalto y conduce a la formación de edema generalizado. Se podría pensar entonces que la presencia de cobalto y vanadio simultáneamente, al generar cada uno efectos contrarios, produciría un equilibrio, pero no es así. En realidad se producen los dos efectos negativos al mismo tiempo. Además, al combinarse con el ácido nucleico forma compuestos «vanadil…» que inhiben el funcionamiento del gen P53 y conducen al desarrollo de los tumores. La contaminación por vanadio puede provenir de los gases de escape del coche o del calentador de gas del agua, o del horno de gas, o de una fuga de gas en la cocina, de una fuga de refrigerante de la nevera, o inclusive de alguna vela aunque no esté encendida. Cuando se elimina la entrada de vanadio en el cuerpo, evitando de respirar el aire contaminado y la presencia en la boca de sustancias artificiales, el Sincrómetro deja de detectarlo.

LANTÁNIDOS:

Saneamiento dental.

Tomar MSM: 2 tomas al día de 500mg, 20 mn. antes de comer

Glutation: 2 tomas al día de 500mg, 20 mn antes de comer y Homeografías…

Los niveles de Mercurio y Cadmio son muy altos en: AUTISMO, vacunas.

Los AminoAcidos se desequilibran por efecto de la toxicidad por metales pesados.

Los tatuajes tienen plomo.

Los metales pesados en Hígado suben la Transaminasa.

El Magnesio ayuda a disolver los cálculos renales, para embarazadas, fibromialgia, es un quelante de Aluminio (muy tóxico), entra directamente a las mamas (en desodorante).

EL ARSÉNICO:  Se uso en los pesticidas. (cucarachas, mosquitos….), en alfombras y muebles tratados con resistencia a las manchas.

ZIRCONIO: En desodorantes.

BARIO, TALIO Y TITANIO: En pintalabios, insecticidas.

BERILIO: Aceite de lámparas para huracanes, derivado de las gasolinas, acumulado en Útero y Ovarios.

TELURIO: En metal dental.

ESTAÑO:         “             “

PVC: En ventana de la casa y cortina de baño nueva.

IRIDIO, PLATINO E ITRIO: se pueden acumular en testículos y en próstata, causando dolor de espalda baja, ya que estos metales atraen a las bacterias.

ANTIMONIO: de las mascarillas para la cara, acumulándose en Ovarios y Senos con dolores.

INDIO Y GALIO: de los metales dentales, “ “

ESTRONCIO: En pasta de dientes. Se suela acumular en genitales y tracto urinario.

RADÓN, ITRIO, CROMATO: se acumulan en genitales y tracto urinario.

NIQUEL Y EUROPIUM: De materiales dentales, acumulados en endometrio.

GADOLINIUM Y GALLIUM: Estos metales provienen del ORO, se usan mucho en odontología.

TETRACLORURO DE CARBÓN Y PENTANO: en las bebidas descafeinadas, se acumulan en riñones en forma de piedras y causan problemas de próstata, y diferentes dolores en el cuerpo, como calambres en las piernas.

EXTIRENO: de tazas de hielo frío.

COBRE Y ANTIMONIO: minerales de los geles para masajes.

COBALTO: de la loción después de afeitarse y detergentes, en humos de camiones

ZIRCONIO: del desodorante.

TULIO: del jugo de naranja fortificado con Vit. C, la mayoría de los botes de Vit. C

NIOBIO: de los analgésicos.

RADON, NIQUEL, BERILIO, CERIO, BERILIUM: el cuerpo lleva hacia los senos una conexión de materiales tóxicos que podrían ser drenados hacia fuera. Si siente dolor en el seno e erupciones fibroquísticas, tiene acumulación de Niquel y de Cerio (empastes dentales), de Berilio. El Cerio se puede acumular en la Retina.

PLOMO, CADMIO, PLATA, ORO, GALIO: de los metales dentales, tinte de cabello.

ALUMINIO Y FREON: Se acumulan en el cerebro y mata a las Neuronas, producen el Alzeimer. El Aluminio contenido en la sal de mesa evita que se apelmace, está en detergentes, desodorantes, cosméticos, jabones, agua de grifo, levadura de repostería, bicarbonato sódico, medicamentos como los antiácidos, cacerolas y papel de aluminio. En todas la vacunas y ahora lo quieren incluir en la de la gripe anual.

HOLMIO: en cremas para limpiar manos.

HAFNIO: en esmaltes para uñas y rociadores para cabellos.

CESIO: En envases de plástico y tubos de plásticos.

TUNGSTENO: En barra corroida de calentadores eléctricos, sartenes eléctricas, rizadores de pelos, tostadoras, ollas eléctricas

AMIANTO:

Lo Encontramos en paredes y techo, pero también está en los alimentos y el agua. Proviene de las viejas tuberías de arcilla, de la misma estación de bombeo de un filtro o ablandador de agua al que se reañade un cloro equivocado. El cloro correcto es el que tiene el sello “NSF”. Son pequeñas fibras con arpones, muy dañinas y numerosas. Polariza sur al agua ya que contiene molécula de ferrita. Este es el detonante en el hipotálamo en el cerebro que le induce a liberar su factor de crecimiento celular. Pero al mismo tiempo los glóbulos blancos sienten la verdad,”hay un intruso”, hay que devorarlo, y empiezan a devorar el amianto, entonces una gran cantidad de hierro entra en los glóbulos blancos de polaridad sur, el gen ha sido detonado para producir ferritina que es la molécula de almacenamiento del hierro, pero es demasiada cantidad de hierro que los cubre, es como una marea negra, no pueden ver ni sentir, es el sistema inmune se detiene. Se elimina con: lavados caliente especiales, tomar levamisol para eliminar la capa de ferritina de los glóbulos blancos, la papaina puede eliminarla también.

POLONIO Y URANIO:

Un nuevo bulto. Es desmoralizante y nos lleva al pánico. Lo ms probable es que un pequeño pedazo de empaste dental radioactivo haya entrado en el canal dental o se haya movido dentro de éste. La localización en el canal decide el lugar del nuevo bulto. La conducción del Polonio esta a lo largo del nervio dental. Manera de averiguar: doblar la mitad de una toalla de papel 3 veces y humedecerla levemente. Limpie la zona sobre el bulto antes de ducharse en AM, meterla en una bolsa de plástico y testarla con el sincrómetro en busca del cloro, OPT, Polonio y Uranio… Empiece con los enjuagues dentales quelantes (EDTA) o con IP6 y las gárgaras (p.419) sin descanso (2 ó 3 dias) para remover cualquier fragmento de Polonio y Uranio. Si no hay OPT no es maligno, pero saque el Uranio de allí. Si hay Mercurio, vaya al dentista. Eliminando el Polonio de sus dientes parará todas las metástasis, dejar Uranio solo retrasa el retorno de ella.

CROMO Y NIQUEL:  La levadura de Pan y las Bacterias Clostridium liberan Cromo y Niquel. Las bacterias Clostridium producen la enzima Ureasa, que contiene niquel en forma orgánica, al zappear se elimina los Clostridium, el Niquel se libera de la ureasa. Cuando se testa un cáncer bastante avanzado, no encuentra metales, todos están siendo usados por los invasores. Cuando los mata con zapper, después de varias horas, encuentra los metales liberados (como el niquel), hongos, levaduras, mezcla de algas verdes azulado y Clostridium. Si espera otras varias horas, vuelven los invasores, el ciclo sigue repitiéndose. Es necesario quelar el Niquel para eliminarlo y evitar que se repita el ciclo, ya que subsisten los clostridiums a partir de los restos, ayudados por el elemento tóxico Níquel, que integran en su enzima Ureasa. Lo mejor es restablecer la inmunidad del cuerpo en esta zona de manera que los glóbulos blancos puedan eliminarlos, llevándolos a la vejiga.

NIQUEL:  La Próstata recolecta toxinas como si estuviera diseñada para el Niquel y también el tracto urinario busca este metal, y aunque sea una pequeña cantidad, atraerá a las bacterias que hacen uso de las Ureas como su fuente de alimento, rompiendo su molécula en dos de amonia. La orina no debe tener olor a amonia ya que el cuerpo no produce amonia, es por la presencia de bacterias que la tiene, solo ellas pueden hacer esto, con sus enzimas digestivas, llamadas Ureasa y que requieren el elemento Niquel para ello. El Niquel está en el suelo, rompiendo y utilizando la orina que dejan los animales. Estas bacterias hacen una tarea esencial en el medio ambiente, destruyendo los excrementos animales y limpiando el suelo alrededor de nosotros. Pero si no nos llenamos de Niquel el cuerpo, estas bacterias de la tierra no residirán en nosotros, si no le damos Niquel, ellas no tendrán un terreno para reproducirse y luego invadir la Próstata. Para deshacernos del Niquel: eliminar cucharas, tenedores llenos de niquel, el acero inoxidable tiene 8% de Niquel. El Niquel no es un mineral esencial para nosotros. Las plantas tienen un nivel bastante bajo, pero un huevo de granja tiene 3mcg/100g de Niquel en él, ya que la gallina está contaminada. También el Niquel se encuentra en los metales dentales, se usan para hacer duro el ORO, para hacer los puentes, las coronas para los retenedores, para los empastes. Si tiene problemas de Próstata, elimine todo esto, utilice cuchillos de plástico o madera, no envuelva nada en papel de aluminio. El Niquel es soluble en la grasa de su piel temporalmente cuando entra en el cuerpo, los aceites pueden estar cargados con Niquel causando alergias en la piel, el patrón de calvicie en los hombres es una de estas alergias. El sudor trata de excretarlo, lavarse bien la cabeza para eliminarlo. La piel disuelve el Niquel de la joyería metálica, algunas dejando en su piel un color ligeramente negro o verduzco, y lo transporta a través de su cuerpo. Después de eliminar todos los niveles de Niquel en su cuerpo y Próstata, la enfermedad será solo un recuerdo. Las bacterias no pueden vivir en la Próstata, al menos que haya Niquel allí. Tomar Histidina de 500mg x 1/día x 3 semanas (es un quelador de Niquel), Zinc de 60mg x 2/día x 1 mes, (ya que el Niquel puede que envenene a las enzimas que provee el Zinc), el aceite de Lino es también útil, zappear bacterias, limpieza riñones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, me especialicé hace 7 años específicamente en esta terapia natural, comprobando su eficacia en la mayoría de mis pacientes y he tratado ya a más de 400 dentro y fuera de España.

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: