Terapia de la Dra. Clark

LA LECHA CAUSA INFLAMACIÓN

images-1

La primera vez que supe lo mala que era la leche para el organismo fue hace 21 años, cuando mi hijo desarrolló una alergia a la leche de vaca en polvo de farmacia que me mando el pediatra, para completar la leche materna,  a los 3 meses de edad.

alergia-leche

Una noche, después de darle pecho, al cambiarle los pañales, descubrí que su cuerpo estaba lleno de placas rojas. Lo vestí y corriendo me lo lleve de urgencia al Hospital Niño Jesús de Madrid. Después de examinarlo, me confirmaron que era alérgico a la leche en polvo de vaca que le daba como complemento. Me recetaron una lecha vegetal en polvo de soja, de venta en farmacia. La alergia despareció por completo en pocos días y no volvió.

Siguiendo esa experiencia, cuando trato a mis pacientes, les pido una lista  de cuánta leche y productos lácteos consumen al preguntarles sobre su historia alimenticia.

Hay una gran probabilidad de desarrollar una predisposición a las alergias al consumir leche y productos lácteos.

Los estudios de alergias afirman que cuando las mujeres toman leche, sus hijos son más proclives a desarrollar dermatitis atópicas.

Hay muchas teorías sobre por qué se ha elevado el número de personas con alergias, pero creo que la causa principal es la introducción de la leche escolar en las comidas.

La leche, que contiene muchas sustancias grasas oxidadas, daña el ambiente intestinal, aumentando la cantidad de bacterias malas y destruyendo el equilibrio de la flora intestinal bacteriana. El resultado es que toxinas como los radicales libres, el ácido sulfhídrico y el amoniaco se producen en el intestino. La investigación sobre qué tipo de transformaciones sufren estas toxinas y qué tipo de enfermedades generan sigue en proceso, pero varios estudios han puesto de manifiesto que la leche no sólo genera diferentes alergias, sino que también está relacionada con la diabetes en los niños.

POR QUÉ BEBER MUCHA LECHE ES CAUSA DE OSTEOPOROSIS

El error más común sobre la leche es que ayuda a prevenir la osteoporosis. Dado que el contenido de calcio en el cuerpo disminuye con la edad, nos dicen que bebamos mucha leche para evitar la osteoporosis. Pero esto es un gran error. Beber mucha leche  causa osteoporosis.

Se cree que el calcio en la leche se absorbe mejor que el de otros alimentos como los pescados pequeños, pero no es cierto.

La concentración de calcio en la sangre está normalmente fija, entre 9 y 9,7 miligramos. Sin embargo, cuando se bebe leche, esta concentración  aumenta de repente. Aunque parezca que se absorbió mucho calcio, este aumento tiene su aspecto negativo. El cuerpo intenta revertir ese nivel anormal excretando calcio de los riñones a través de la orina.

En otras palabras, si se trata de beber leche para obtener calcio, se produce la disminución del nivel general de calcio en el cuerpo.

Los cuatro grandes países productores de lácteos (Estados Unidos, Suecia, Dinamarca y Finlandia) donde se consume mucha leche a diario, tienen una gran incidencia en casos de fracturas de cadera y osteoporosis.

Por el contrario, los peces pequeños y las algas, contienen calcio que no se absorbe con rapidez, de esta forma no se  elevan las concentraciones en la sangre.

Aún hoy es raro encontrar casos de osteoporosis en personas que no toman leche de forma regular. El cuerpo puede absorber el calcio y los minerales necesarios a través de la digestión de pequeños camarones, pescados y algas.

EL «MITO» DEL YOGUR

Hoy en día se han vuelto populares diferentes tipos de yogur, con probióticos, con cereales, etc… dados sus difundidos beneficios para la salud. Pero creo que éstas son tergiversaciones.

Lo que suelen comentar las publicidades televisivas es que  mejora el estado gastrointestinal, que eliminan el estreñimiento  o que  bajan la talla de la cintura. Y se cree que estos resultados se deben a los lactobacilus que se encuentran en los yogures.

Sin embargo, esta forma de pensar sobre los beneficios de los lactobacilus no es cierta. Los lactobacilus se encuentran originalmente en los intestinos humanos. A estas bacterias se les llama “bacterias residentes intestinales”. El cuerpo humano tiene un sistema de defensa contra las bacterias y los virus del exterior, por lo que hasta esas bacterias que suelen ser buenas para tu organismo, como los lactobacilus, serán atacadas y destruidas por las defensas naturales del cuerpo si no son residentes del intestino.

La primera línea de defensa son los ácidos gástricos. Cuando los lactobacilus del yogur entran al estómago, la mayoría muere por los ácidos gástricos. Por esa razón se han hecho mejoras y se venden con lactobacilus añadidos.

Sin embargo, aun si las bacterias llegan al intestino, ¿realmente es posible que trabajen mano a mano con las bacterias residentes?

A pesar de que los lactobacilos en el yogur lleguen al intestino vivos, no lo hacen funcionar mejor, sino que sólo trastornan la flora intestinal.

¿Entonces por qué hay tanta gente que cree que el yogur es efectivo para mejorar su salud?

El yogur parece curar el estreñimiento, pero esta “cura”, sin embargo, es en realidad un caso de diarrea ligera.

Los adultos carecen de suficiente enzima, la lactasa que descomponen la lactosa,  el azúcar de los productos lácteos, pero esta enzima, comienza a disminuir en el organismo conforme envejecemos. Esto es natural, dado que la leche la  beben los niños y no los adultos. En otras palabras, la lactasa es una enzima que los adultos no necesitan.

El yogur contiene mucha lactosa. Entonces cuando comes yogur, no puede ser digerido de forma adecuada debido a la falta de lactasa, lo cual deriva en una indigestión.

En resumen, mucha gente presenta una diarrea ligera cuando come yogur. Esta diarrea ligera, que en realidad es la excreción de las heces estancadas que se han acumulado en el colon hasta ese momento, se confunde con una cura contra el estreñimiento.

El estado de tu intestino empeorará si comes yogur a diario.

El olor de las heces y gases se hará más acre. Éste es un indicador de que el ambiente del intestino empeora. Este olor son las toxinas que se producen en el colon.

Entonces, aunque la gente hable de los efectos saludables del yogur en general influenciados por la publicidad de los fabricantes de yogur,  en realidad hay muchas cosas en este alimento que no son buenas para su organismo.

Hemos entrado en una era en la que necesitamos cuidar nuestra salud. En lugar de simplemente aceptar la información que nos llega a través de distintos medios, es necesario corroborar la veracidad probando la información con tu propio cuerpo. Esto le permitirá confirmar o rechazar los resultados de los consejos de los demás.

Para vivir una vida larga y saludable no te dejes arrastrar por voces externas y mejor concéntrate para escuchar las voces que vienen de tu propio cuerpo.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, después de haberme especializado desde hace 8 años especificamente en esta terapia, he comprobado su eficacia en la mayoría de mis pacientes, dentro de España como fuera de ella, en Europa (Francia, Inglaterra...)

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: