Terapia de la Dra. Clark

HIPERESTROGENISMO – HIPOTIROIDISMO

Resultado de imagen de hiperestrogenismo

Los estrógenos

A finales de los años sesenta, se  popularizó  la sustitución hormonal con estrógenos como la forma de evitar los achaques propios de la menopausia  y el deterioro de la calidad de vida que estos achaques conlleva.

Al cabo de unos años se comprobó que los estrógenos no eran en absoluto la panacea que se había creído que eran, principalmente debido a que aumenta dramáticamente el riesgo de cáncer de mama y de endometrio, depresión, falta de deseo sexual, quistes en senos, aumento de peso, osteoporosis e hipotiroidismo.

Realmente hoy en día el problema lo constituye el exceso de estrógenos más que la carencia de ellos.

El hipotiroidismo es ciertamente el responsable de muchos de los síntomas padecidos por las mujeres en edad madura. Los estrógenos ejercen efectos antagónicos a los de las secreciones tiroideas, (aunque sobre los problemas de tiroides hablaremos con profundidad en otro artículo ya que es algo muy extendido a nivel femenino, y que se puede tratar de forma sencilla sin  medicación).

En todos los casos de hipotiroidismo es aconsejable adoptar medidas con el fin de reducir los niveles de estrógenos en sangre. En este sentido son muy eficaces la vitamina E y la Taurina.

La vitamina E ejerce efectos antagónicos a los de los estrógenos y mejora la actividad de la tiroides porque reduce la formación de peróxidos lipídicos, los cuales perturban seriamente la función tiroidea. Desde los años cincuenta se sabe que la inclusión de grandes cantidades de aceites poliinsaturados en la alimentación del ganado resulta en un importante sobrepeso debido al descenso del metabolismo basal como consecuencia de una reducción de la actividad tiroidea.

Ello es debido a que la glándula tiroides es especialmente sensible a los productos de la peroxidación lipídica, también conocidos como especies reactivas del ácido tiobarbitúrico.

Numerosos estudios demuestran que la vitamina E contribuye enormemente a aliviar las molestias asociadas a la menopausia. La dosis eficaz es de unas 1000 U.I. diaria. Si se padece hipertensión arterial no se deben tomar más de 200 U.I. al principio, pudiéndose elevar la dosis progresivamente al cabo de varias semanas.

Por otro lado la Taurina es un magnífico protector frente a la peroxidación lipídica  y además aumenta la excreción de estrógenos. Los estrógenos disminuyen aún más la limitada capacidad de síntesis de Taurina propia del organismo humano, por lo que en todos los casos de hiperestrogenismo, su suplementación  es imprescindible.

Mediante este sencillo enfoque (Vit. E y Taurina) después de realizar una limpieza intestinal, podemos ayudar enormemente en muchos de los problemas que afligen a la mujer.

¿Qué hacer entonces para paliar los síntomas asociados a la menopausia?

Las glándulas suprarrenales son las encargadas de producir hormonas que compensen el déficit de la producción ovárica, pero en el 60% de las mujeres menopáusicas sus suprarrenales no están produciendo estas hormonas en cantidad suficiente y esto es debido, como afirmaba la Dra. Hulda Clark, a que las suprarrenales están bloqueadas por parásitos, bacterias y tóxicos.

Por lo cual para evitar estos cuadros asociados a la menopausia como son los sofocos, pérdida de masa ósea y problemas cardiovasculares e hipertensión, es importante la eliminación de patógenos a través de un protocolo de limpieza intestinal y, para evitar que esos patógenos vuelvan a un terreno abonado y por tanto de fácil colonización por la presencia de tóxicos es conveniente realizar una limpieza renal, para ayudar en la excreción de toxinas del organismo. La menopausia no debe ser sinónimo de sofocos, hipertensión y pérdida de masa ósea como nos hacen creer ciertos sectores de la salud. Cuando esto sucede es que algo no va bien en nuestro sistema genitourinario al igual que las menstruaciones no deben causar dolor, este en un signo de que hay algo extraño en útero y ovarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, después de haberme especializado desde hace 8 años especificamente en esta terapia, he comprobado su eficacia en la mayoría de mis pacientes, dentro de España como fuera de ella, en Europa (Francia, Inglaterra...)

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: