Terapia de la Dra. Clark

PAR BIOMAGNÉTICO – Dr. Goiz

Resultado de imagen de par biomagnetico

El síndrome de deficiencia del Campo Magnético es caracterizado por: falta de energía, dolor general, cefalea, vértigo…y que puede ser aliviado con la aplicación externa de un campo magnético al cuerpo humano. Estos síntomas son similares al Síndrome de Fatiga Crónica

El cuerpo humano flota en un mar de campos magnéticos, tales como el de la tierra, la luna, el sol y otros galácticos. Cada célula y átomo del cuerpo es una dínamo magnética pequeña. Los campos del cuerpo son minúsculos, el de la tierra es 100 mil veces más fuerte que el del cuerpo. Somos tan dependientes de los campos de la tierra que los astronautas en el espacio, por periodos largos, requieren de campos magnéticos artificiales para mantener la salud.

Los campos magnéticos penetran el cuerpo como si estuviera perforado. Nada hay en las partes del cuerpo que los limite. El cuerpo es 70% ó más de agua, la cual no reduce o bloquea los campos magnéticos. Algunos acupuntores usan imanes permanentes porque son indoloros y permiten continuar el tratamiento después de una visita, ya que estimulan los meridianos de acupuntura.

Los campos magnéticos actúan sobre el cuerpo de muchas formas:

  • Estimulan los puntos de acupuntura y meridianos. Pueden ser usados para todo tipo de problemas: dolor, desgarros, estirones…

  • Trabajan en células rojas de la sangre, porque contienen hierro.

  • Aumentan el flujo de la sangre, informes de gente sintiendo calor y comezón debajo de los imanes.
  • Afectan alguna sustancia química que se procesa dentro y entre las células. Investigadores en Harward hallarón que la asimilación de sal por una membrana es más rápida con un campo magnético.
  • Pueden afectar señales nerviosas. Imanes de alta fuerza pueden causar anestesia, parar ataques Epilépticos, ser usados para estudiar y trazar mapas de estructuras de nervios profundos en el cerebro, normalmente solo accesible durante cirugía de cerebro.

Los beneficios de los imanes se han resumidos como sigue:

Cuando un imán es aplicado al cuerpo humano, el paso de ondas magnéticas a través de los tejidos y las corrientes secundarias son inducidas, se presenta este choque de corrientes, un aumento de temperatura producto del impacto de los electrones en las células del cuerpo. Los impactos son muy efectivos para reducir dolores e hinchazones en los músculos, etc…

El movimiento de hemoglobina en la sangre es acelerado mientras que el calcio y los depósitos de colesterol en la sangre son disminuidos. Los materiales adheridos en el interior de las venas, los cuales provocan presión arterial alta, son disminuidos y tienden a desvanecerse. La sangre se limpia y la circulación aumenta, facilita las actividades del corazón y el dolor desaparece.

Las funciones de autonomía de los nervios son normalizadas de tal forma que los órganos internos recobran su propia función.

La secreción de hormonas es promovida con el resultado que el brillo de la piel y juventud es preservado y todas las dolencias debido a la falta de secreción de hormonas son aliviadas y curadas.

La circulación de la sangre y de linfa son activadas, por lo tanto, todos los nutrientes son fácilmente llevados a cada célula del cuerpo, ayudando en el metabolismo en general.

Las ondas magnéticas penetran en la piel, tejidos grasos y huesos, vigorizando los órganos. El resultado es mayor resistencia a enfermedades.

El flujo magnético promueve salud y provee energía eliminando desórdenes y estimulando las funciones del organismo como la circulatoria, nerviosa, respiratoria, digestiva y urinaria.

El tratamiento magnético reforma, resucita y promueve el crecimiento celular, rejuvenece los tejidos, fortalece los decaídos y corpúsculos inactivos aumentando su número.

Tienen efectos curativos excepcionales en dolor de muelas, rigidez de hombros y otras articulaciones, dolores e hinchazón del cuello del útero, eccema, asma, heridas…

Tienen el efecto de excitar todos los sistemas del cuerpo. Un tratamiento continuo de una semana o dos, una vez al día es recomendable por lo general.

Cuando un campo eléctrico o magnético es aplicado a microorganismos en medio líquido, es desfigurado y debilitado por este medio. Un campo fuerte puede manipular células de vida pequeñas y si quisiera las mataría.

Otras investigaciones revelan que se puede tratar cáncer avanzado con electromagnetismo, demostrando que las células de cáncer no pueden existir en un campo fuerte magnético.

El Biomagnetismo es un arte antiguo de sanar a través del uso de imanes. Es tan viejo como las colinas. Es poco convencional, sencillo, rápido, barato y libre de cualquier peligro al efectuarlo. Está basado en leyes naturales y es mejor medicina que las espantosas inyecciones ásperas locales que aterrorizan al paciente enfermo.

El uso de imanes no es un sistema nuevo, hay archivos muy antiguos de conocimiento humanos. El sistema, sin embargo, fue olvidado y casi extinguido por varias razones: Una de ellas era que las empresas comerciales no podían obtener las mismas ganancias con altos costos comparándolas con las de las ventas de los antibióticos, tabletas, capsulas e inyecciones patentadas, declarando que tenían que vender esta técnica casi al precio de los antibióticos.

El Biomagnetismo Médico se fundamenta en la distorsión de dos puntos específicos para cada microorganismo patógeno o disfunción glandular, que se distorsionan hacia la hiperacidez y la hiperalcalinidad del límite de la relativa neutralidad en done la naturaleza condiciona la salud. A este fenómeno bioenergético se le bautizó como “El Par Biomagnético” que tiene la propiedad de identificar la presencia de la patología. Simultáneamente, la inducción de las cargas que están en relación vibracional y energética, por medio de imanes de intensidad mayores a 1000 gauss y en tiempos cortos y de forma continua, permite que los microorganismos patógenos y las disfunciones glandulares pierdan su polarización patógena natural, lo que contituye un proceso curativo simultáneo.

El neutralizar las distorsiones bioenergéticas patógenas condiciona la curación y la salud, también es un proceso de prevención de la enfermedad, cuando se corrige o se evita la distorsión del Ph de los órganos o tejidos del cuerpo humano.

Así pues, en el polo POSITIVO empiezan a suceder una serie de fenómenos como consecuencia inevitable y cruelmente lógica de la carga biomagnética, en primer lugar se establece una acidosis del órgano afectado, en seguida, se acorta la materia y por lo mismo el órgano decrece en sus dimensiones, posteriormente ocurre la disfunción del órgano y finalmente ocurren fenómenos degenerativos, todo ello en presencia de VIRUS.

En el polo NEGATIVO ocurren fenómenos semejantes pero de polaridad contraria, es decir negativa. En primer lugar se establece una alcalosis del órgano que soporta el polo negativo, inmediatamente después ocurre la distensión de su materia que condiciona a su vez un estadio de flogosis y de edema, posteriormente ocurre la disfunción del órgano y finalmente procesos degenerativos y todo ello en presencia de BACTERIAS.

El concepto de Par Biomagnético permitió la identificación de microorganismos patógenos, llámense Virus, Bacterias, Hongos, Parásitos, además permitió entender e identificar las principales disfunciones hormonales y más aún, fenómenos que se generan por la polarización de órganos internos que no se ajustan a los patrones de la medicina alopática y homeopática hasta ahora conocida, pero que sin embargo producen sintomatología.

A partir de 1994 se comprobó que la mente puede sustituir con creces la energía magnética y ese concepto abre nuevos horizontes de investigaciones biomédica, ya que nos permite entrar en conceptos subjetivos de psicología, de sofrología, de emotividad y de espiritualidad humana y llegar directamente a su etiología, que cuando están en el plano de la inconsciencia causan patología o disfunción, pero que cuando se hacen consientes se pueden superar o perdonar con la consecuente mejoría o curación del paciente.

En unas fotografías de cuatro “Chakras”, nos permiten reafirmar que existen y algún día podremos fotografiar los polos Biomagnéticos, llama la atención que dos de estos son blancos y brillantes y los otros dos rojizos y opacos. ¿Será acaso que estos puntos energéticos están en resonancia vibracional o energética? ¿Será acaso que se trata de una fotografía del primer “Par” biomagnético y bioenergético?

Estas fotografías y estos conceptos energéticos ya comunes en nuestros días nos permiten aceptar y justificar otras ramas como la medicina cuántica, la psicología y la medicina transpersonal, la psicotrónica, la radiónica, las energias parapsicobiológicas y, por supuesto, el Biomagnetismo Médico.

El futuro es trabajar en la regeneración de los tejidos, ya que la información genética está presente en cada célula y la capacidad regenerativa tisular es obvia, solo nos falta entender la forma de despertarla e inducirla.

A la Naturaleza solo se la debe entender y manejar con la misma naturaleza”.

2 respuestas a “PAR BIOMAGNÉTICO – Dr. Goiz”

  1. Isidora Matas dice:

    Deseo recibir informacion. tengo una sobrina con cancer de mama recien diagnosticado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, me especialicé hace 7 años específicamente en esta terapia natural, comprobando su eficacia en la mayoría de mis pacientes y he tratado ya a más de 400 dentro y fuera de España.

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: