Terapia de la Dra. Clark

CÁNCER – TÓXICOS – HOMEOGRAFÍAS

¿Qué ha descubierto la Dra. Hulda Clark sobre el cáncer?

El trabajo de la Dra. Hulda Clark se basa en la prueba efectuada con un circuito audio-oscilador el Syncrómetro, con el cual se establece las CAUSAS EFECTIVAS del cáncer y de otras patologías. Conocer la causa abrirá la puerta a la prevención y al tratamiento específico. Con este objetivo, la Dra. Hulda Clark usa un gran número de métodos de la medicina natural pero TODOS DIRIGIDOS A LA CAUSA EXACTA de la patología. Precisamos que los análisis a través del circuito audio-oscilador y los casos que la Dra. Hulda Clark trata en sus libros no son considerados métodos científicos por las entes gubernamentales de los Estados Unidos.

Es principalmente una persona interesada en los métodos alternativos contra el cáncer, y puede que ya habrá leído mucho acerca de la verdad de la quimioterapia y sobre otros tratamientos ortodoxos. Si este argumento le es nuevo, hay tres libros sumamente recomendados: “Definitive Guide to Cancer” (“Guía definitiva al cáncer”), de Burton Goldberg, Future Medicine Publishing, Inc., ISBN 1-887299-01-7; “Questioning Chemotherapy” (“Dudas sobre la quimioterapia”), del Dr. Ralph Moss, Equinox Press, ISBN 1-881025-25-X; “Racketeering in Medicine – The Suppression of Alternatives” (“La criminalidad organizada en medicina – Supresión de las alternativas”), de James P. Carter, MD., Ph.D, Hampton Roads Publishing Company, Inc., ISBN 1-878901-32-X.
En su primer libro sobre el cáncer “The Cure for All Cancers” “La cura de todos los cánceres”, la Dra. Hulda Clark ha examinado las CAUSAS EXACTAS de la malignidad, es decir del cáncer. En una puesta al día escrita en el 1998 ha añadido la explicación de cómo se forma un tumor, que es el precursor de la masa tumoral maligna.

Si tienes un cáncer en el estadio inicial, con sólo un tumor pequeño, más pequeño que las dimensiones de una canica, podría lograr solucionarlo con el simple programa presentado en este primer libro: “El cáncer – Prevención y cura”. Muchos pacientes nos han referido de haberlo logrado así. Pero en aquel programa sólo fue parada la malignidad del tumor. Luego fue necesario un amplio programa de limpieza y cambio del estilo de vida y costumbres, lo que incluye: dientes, alimentación, vivienda, productos cosméticos y de la higiene. Todos ellos fueron escrupulosamente limpiados de todas las sustancias que sobrecargaban el sistema inmunitario. Después de qué el sistema inmunitario de la persona enferma fuera restablecido, sería capaz de volver a combatir sin ayuda clínica el tumor. Se aconseja al paciente de continuar con un “Programa de Mantenimiento” de esa manera sigue matando regularmente los parásitos y manteniendo un entorno limpio.

Sin embargo la persona librada del tumor tiene que acordarse que SIEMPRE ESTÁ BAJO TIRO. Está bajo puntería por un parásito específico, por bacterias específicas y por un virus específico. Su sistema inmunitario le ha salvado hasta cuando la persona volvió a descuidar muchas cosas importantes, y éste es el poder mágico (todavía no incluido) de nuestro sistema inmunitario. Pero una vez que está bajo puntería, ya no le será más posible “librarse” de esta amenaza. Por lo tanto, si elige el programa inicial descrito por el libro: “El cáncer – Prevención y cura”, asegúrense de añadir el programa preventivo descrito en el libro “The Prevention of All Cancers” (La prevención de todos los cánceres). Anteriormente nunca había existido un modo para prevenir con certeza el cáncer.
En su segundo libro sobre el cáncer, “The Cure for All Advanced Cancers” (La cura de todos los cánceres avanzados”, la Dra. Hulda Clark ha descrito las numerosas etapas en el recorrido del individuo sano a persona enferma de cáncer. El libro incluye muchas otras informaciones sobre los tumores, sobre la immunodepresión y sobre cómo hacer reducir los tumores. En este libro se presenta el “Programa en 21 días”.

Si la persona tiene una recaída de cáncer, o si en un segundo órgano se inició un tumor, debería considerarlo un cáncer avanzado. No tiene que perder tiempo. Ha entrado en una carrera, no por su propia elección. La carrera está entre el cáncer y su sistema inmunitario.
El tercer libro de la Dra. Hulda Clark sobre el cáncer se titula “Syncrometer Science Laboratory Manual” (“Manual de ejercicios científicos de laboratorio con el Syncrometro). Este contiene los procedimientos para hacer reducir los tumores en el así llamado “Mostly Zapping Program” (“Programa predominantemente hecho con el zapping”).
Su cuarto libro sobre el cáncer y la prevención lleva el título  “The Prevention of all Cancers” (“La prevención de todos los cánceres”). Para eliminar completamente un cáncer avanzado, debe añadir el “Programa en 21 días” del libro La cura de todos los cánceres avanzados, o elegir el “Programa en 3 semanas” descritas en el libro The Prevention of All Cancers (La prevención de todos los cánceres). La diferencia entre los dos programas es que el anterior Programa en 21 días usa principalmente integradores más zapping normales, mientras que el Programa en 3 semanas reduce los integradores a una cantidad mínima. Los integradores son reemplazados por el plata de zapeo (zapping plates) e incluyendo las gotas llamadas homeográficas. ¡Si la persona es muy robusta y determinada, puede hacer ambos programas juntos!

La velocidad es importante. Puede ponerse enseguida a la obra, pero tiene que hacer cada programa completamente. ¡Si se omiten partes de uno o del otro programa, corre el riesgo de fracasar!
(De: “The Prevention of All Cancers”)

La Dra. Hulda Clark ha continuado su investigación en el campo del cáncer. Su gran deseo por ayudar a la humanidad a vencer esta debilitante enfermedad, le indujo a escribir otro libro sobre el mismo tema, libro que es una actualización del precedente “La Prevención de todos los Cánceres”. El libro, titulado “La Cura y Prevención de todos los Cánceres”, contiene toda su última investigación en la materia, y revela que el cáncer no tiene una única causa aislada, más bien una causa múltiple que se ha definido como “complejo cáncer”, que incluye varias causas asociadas que actúan  conjuntamente. Descubra este “complejo cáncer” y mucho más, en su nuevo libro “La Cura y Prevención de todos los Cánceres”.

La Dra. Hulda Clark encontró que el cáncer es un mecanismo complejo, que envuelve muchos factores: de toxinas ambientales, a toxinas producidas en el mismo cuerpo humano por ciertos patógenos, como parásitos, hongos y bacterias. Pero a diferencia de otras búsquedas no enumera docenas de “posibles contribuyentes”, pero dice exactamente qué factores precisos se encuentran en todos los casos de cáncer, en CADA tumor.

La verdadera causa del cáncer…  
¡… no se ha sabido nunca! Este libro os enseñará como de veras se inician todos los cánceres.
Qué el cáncer tenga la forma de tumor o células individuales, que sea una sarcoma o un carcinoma, que sea una “variedad muy rara” o la forma más común, cada cáncer parte en el mismo apuesto,  solo, pequeña región del cerebro.

Esta información hará que el cáncer sea mucho más fácil de prevenir, de parar y de curar.

¡Todos los cánceres empiezan en el mismo órgano!

Un parásito plano se parece mucho a una sanguijuela. El adulto está pegado en un punto y produce muchos millares de huevos dentro de nuestro cuerpo.  Su adherencia produce un pequeño sangrado crónico  que acaba por producir anemia y dolor.
Todos los canceres se transforman en malignos a lo largo de una cadena de acontecimientos. Esta cadena es siempre la misma, excepto en algunos detalles. El órgano elegido es sólo un detalle. La causa de todos los tumores malignos es un parásito común, un parásito intestinal. Su nombre científico es fasciolopsis buski.  Pero no actúa solo. Actúa junto a otros cuatro o más colaboradores. Los primeros dos son el polonio y el cerio. Estos son un elemento radioactivo y un elemento lantánido. La participación del parásito fue descrita por primera vez en uno de sus libros en 1993. En este libro se revelarán sus colaboradores. Cada uno es esencial para crear un cáncer y hacerlo crecer.

Este hecho no ha sido notado nunca primero porque nadie lo sospechó y porque, en el caso del cáncer, los huevos del parásito no salen por el intestino, aunque las pruebas de laboratorio para la indentificación de la parasitosis sólo buscan los huevos eliminados por el intestino con las heces.

Más adelante, durante el Programa 2-semanas, realmente veréis vuestros parásitos planos adultos cuando logréis matarlos en vuestro intestino. Pero la enfermedad que llamamos cáncer no es causada por estos parásitos adultos, sino por sus larvas, que no están en el intestino, pero se han difundido en otras partes del cuerpo: es porque en los casos de cáncer no son acompañados por el Fasciolopsis, y es la patología en que están presentes en el intestino y en las heces de muchos adultos. Pero a veces sucede que algún adulto también se encuentra en el tracto digestivo… es decir en el esófago o en el estómago, o bien en el colon. Cuando estos adultos son eliminados junto con el contenido intestinal, entonces tenéis la posibilidad de verlos.

No estaréis en cambio capaz de ver los planos presentes en vuestro tumor, o en el resto del cuerpo que no sea el tracto digestivo, porque a causa de su posición no tienen modo de ser expulsado en el váter: vivos o muertos, están adheridos a vuestros tejidos.  Y si no son rápidamente expulsados del cuerpo una vez  muertos, producirán “efectos colaterales”,  denominados “síntomas de detoxificación”.

Estas fases son llamadas estadios larvales. No se parecen para nada a sus padres. Todos los estadios larvales de los parásitos planos son demasiado blandos y demasiado minúsculos para ser indentificados  en cualquier examen por imágenes, TAC o PET u otro.  Pero pueden ser encontrados electrónicamente y después ser vistos físicamente.

Los estadios larvales se encuentran en los tejidos, no en la sangre. Son excluidos del reconocimiento porque se prueba regularmente sólo la sangre, y porque las pruebas son químicas, no físicas. Las biopsias están preparadas cortando el tejido en tajadas sutiles, y ninguna tajada de un estadio larval de parásito sería nunca reconocible.  Un biólogo puede encontrarlos, pero sabiendo donde buscar.

Los parásitos prefieren vivir concentrados en vuestros tejidos o en grupos recogidos dentro de puntos estancados como las válvulas de las venas o las válvulas de los nódulos linfáticos. La  sangre corre demasiado velozmente y siempre está patrullada por vuestro sistema inmunitario. Aunque una minuciosa búsqueda sobre una muestra de sangre viva enseñaría la presencia de algunos de estos estadios larvales, tal búsqueda no hace parte de la rutina de la búsqueda sobre el cáncer o de las pruebas clínicas. Sin embargo os puede ocurrir, ver a un adulto salpicar fuera mientras están haciendo una limpieza del hígado.

La limpieza de hígado es un antiguo ritual en el cual no se ingiere grasa durante todo el día,y seguidamente tomamos sales de Epsom para relajar el tracto biliar, junto con una mezcla de aceite de oliva y zumo cítrico después por la noche. Esto “aprieta” el tracto biliar de manera que produce un flujo de bilis. Este flujo puede arrancar y expulsar las piedras que se están formando y los parásitos también.

Los estadios larvales del Fasciolopsis buski normalmente producen un potente estimulante del crecimiento llamado ortofosfotirosina, u OPT. La OPT es el sello de todos los cánceres. Esta OPT se produce cuando un elemento radioactivo, el polonio, está presente junto al lantánido cerio, y el ADN del F. Buski. Incluso el ADN de una bacteria o nuestro propio ADN puede ser atacado por los colaboradores polonio-cerio para producir OPT.

Normalmente su hábitat les provee este alcohol, puesto que este último es producido por las bacterias Clostridium (Tetani, Perfringens, Botilium…) que viven en la carne moribunda y en entornos privados de oxígeno.

Normalmente alrededor del F. Buski se dan el elemento radioactivo y el cerio. Nosotros y todos los seres vivientes, estamos rodeados de elementos radioactivos y lantánidos. El cerio es parte de nuestro entorno natural, siendo bastante abundante en lugares donde haya elementos radioactivos. Incluso el parasitismo es natural, aunque no el excesivo parasitismo. Nuestro cuerpo comienza a eliminar los parásitos tan pronto los tenemos, utilizando las poderosas armas del cuerpo humano.

Pero al estar atrapados en nuestros tejidos, los parásitos muertos invitan a la bacteria Clostridium . El alcohol isopropílico está producido por esta la bacteria clostridium que vive en carne muerta y sin oxígeno. Los desperdicios animales son el hábitat normal del F. Buski, el lugar con mayor acumulación de estos restos en el ser humano y en los animales es el colon. Tan pronto como los parásitos mueren, la bacteria clostridium viaja a devorar sus restos; y se produce alcohol isopropílico.

En los seres humanos, el alcohol isopropilico proviene por un estilo de vida y se usa cada día  docenas de veces; y está hasta en la comida que consumimos, que está contaminado con ello.

Así que tenemos dos fuentes de alcohol isopropílico: las bacterias y los productos de consumo habitual. El alcohol isopropílico es químicamente muy reactivo y se adhiere fácilmente a cualquier partícula de cerio cercana. El alcohol isopropílico puede “hacer auto-stop” con el cerio hasta el lugar donde actuarán conjuntamente, nuestro ADN. La lógica podría decirnos que hay demasiado polonio, cerio, alcohol isopropílico y bacteria clostridium, en los sitios donde la mayoría de la población tiene fasciolopsiasis, ésta debería padecer cáncer. La gente de Asia y otros lugares de clima tropical deberían ser portadores del cáncer. Pero no lo son. El cuerpo ha aprendido a hacerle difícil al F. Buski la síntesis de OPT como para protegernos para siempre del cáncer. Pero:¿qué ha ocurrido en los últimos 100 años? ¿Por qué tenemos una epidemia de cáncer?

La naturaleza siempre está de nuestro lado, protegiéndonos de cientos de maneras. En la naturaleza hay docenas de elementos radioactivos saliendo del suelo ya que debajo de nosotros hay rocas de fosfato de uranio. Cuando los átomos de uranio se rompen, las nuevas piezas formadas son radioactivas también, pero son diferentes elementos ahora. Al mismo tiempo, los átomos de uranio emiten radiaciones. Uno de los nuevos elementos creados es el radón, un gas. Los gases ascienden hasta la superficie. Si su casa está situada sobre rocas de uranio, el gas puede penetrar a través de pequeños orificios y flotar en su casa sobre el polvo. Cada nuevo elemento se partirá de nuevo una y otra vez, produciendo nuevos elementos y nuevas clases de radíación. El radón se divide por sí mismo en otra media docena de elementos que respiramos inocentemente. Necesitamos protección frente a ellos, y la obtendremos como vamos a ver ahora.

El uranio es muy reactivo con el fosfato. Esa es la razón por la que los encontramos juntos en las rocas de fosfato. Pero los elementos llamados lantánidos son muy reactivos con los fosfatos también, y se encuentran en los mismos lugares. Muchos lantánidos se crean en los lugares donde el uranio se rompe una y otra vez. Lo lantánidos también ascienden a la superficie en el polvo y en burbujas de gas. Nosotros, al vivir en la superficie, nos encontramos en medio de una “sopa” de elementos radioactivos y lantánidos, mezclándose y reaccionando unos con otros. Todos los otros elementos, no radioactivos se mueven con las partículas de polvo,  también, mezclándose con los otros.

Es lógico también preguntarse cómo un inmenso parásito como el fasciolopsis puede acercarse al ADN y hacerle algún daño después de que los genes estén colocados seguros dentro de los cromosomas, que están dentro de las paredes del núcleo.

Como humanos hemos crecido en esta caldera de elementos radioactivos, aunque la naturaleza ha aprendido a evitar el cáncer para todas sus criaturas, incluso aunque dos elementos que lo provocan se encuentren entre nosotros: Po y Ce.

Un tercer elemento, Pm (Prometio), es parte del drama, y en este elemento parece comenzar nuestra protección contra el cáncer.

En una víctima de cáncer, el Po se combina con el Ce, pero el Ce se junta con un producto quimico que encontramos en la lejia. Es el cianido químico, utilizado para proteger las tuberías. El nuevo ciánido se combina a su vez con un “alkilantes agent” que parece ser un producto de desecho del fasciolopsis buski. Ello produce más “agentes alkilantes”, conocidos desde hace 50 años por causar abundantes mutaciones y cánceres. Los expulsa porque los devora. El cuerpo entero de un paciente con cáncer está lleno de Po, Ce, el compuesto ciánido y “agentes alkilantes”, ya que estamos llenos de gas nitrogeno, dioxido de carbono y otras moléculas libres de nuestro entorno. Todos nosotros producimos también “agentes alkilantes”. Tienen un olor bastante fuerte, como si se hubiesen mezclado mostaza, cebolla y ajo. Nuestra transpiración esta siempre intentado deshacerse de ello. Pero en los enfermos de cáncer hay mucho más aceite de cebolla, ajo y mostaza porque el parásito se adhiere a ellos. De hecho es cierto que en las etapas del fasciolopsis se produce sudoración en la superficie de la piel que huele como azufre.

Una persona sin cáncer, también esta llena de Po y Ce, ya que hay mucho en nuestro planeta pero estos estan adheridos al prometio, en lugar de a las cianidas y los “agentes alkilantes”. El Po esta adherido al Ce, pero el Ce no lo está al aceite de cebolla, ajo y mostaza proveniente del parásito buski. Ellos no se adhieren a ningún “alkilantes agent” incluso aunque produzcamos una gran cantidad de ellos al comer cebolla, ajo y mostaza, en la creencia de que “son buenos” para nosotros. Podemos expulsarlos a traves del sudor, pero es un proceso lento. A menudo nuestros cuerpos mantienen estos olores (y el compuesto quimico responsable) durante un día o más.

Cuando el Po y el Ce están combinados al ADN del fasciolopsis buski, o a sus “agentes alkilantes”, vemos que aparece OPT de repente.

Este hecho es el que se produce como una mutación. Esto no se ha probado. En cualquier caso, el Po es conocido como un potente causante de mutación especialmente de una muy importante en la que los cromosomas se rompen completamente en pedazos. El Cerio es conocido como un “ director mutagénico”. Y los “agentes alkilantes” son bien conocidos por producir mutaciones extremadamente fuertes.

Todavía la naturaleza nos protege. La naturaleza no nos produce cáncer…aunque todos los elementos para producir OPT están entre nosotros e incluso dentro de nosotros. El polonio, el cerio y los “agentes alkilantes” se juntan en combinaciones al azar, aunque sólo una de las muchas diferentes combinaciones ha sido encontrada en enfermos de cáncer, nunca ha sido hallada en gente sana. Esto se originará en un solo lugar como veremos.

Para comenzar un cáncer, se necesita un orden muy especial entre estos colaboradores. Ese orden no es posible en la Naturaleza y en la gente sana…porque el Pm permanece en el camino. El Pm ya se ha combinado con el Cerio, así que los “agentes alkilantes” quedan excluidos.

Cuando se estudía su biopsia se puede decir fácilmente cuales de las mutaciones están causadas probablemente por el polonio. Ellas son enormes “aberraciones del cromosoma” que cortan el ADN, dejando largos trozos abandonados o que se juntan a otros trozos. Pero, ¿por qué se dan siempre las mismas mutaciones en los casos de cáncer? ¿Por qué  siempre producen HCG, p25, bcl2, CEA, CA 125 y muchas otras sobre las que hemos estado leyendo a lo largo de los años? Esta “selección” de mutaciones para el cáncer puede estar basada en el papel del cerio. La mutación por lantánidos fue descubierta en 1995 y posiblemente anteriormente.

Los parásitos fasciolopsis y el polonio radioactivo más el cerio y la ferrocianida (que se encuentra como protectora de tuberías) y los “agentes alkilantes”, como la cebolla, se combinan para producir OPT, nuestro principal marcador del cáncer.

Yo denomino a esto, el complejo del cáncer. El inmenso complejo del cáncer produce muchas mutaciones, además de OPT.

Al ver la ruptura de cromosomas, y el sobre crecimiento, denominado células atestadas, hace aparecer una masa maligna al citólogo que estudia su biopsia. Todos los enfermos de cáncer  analizados con el Sincrómetro® y que habían sido díagnosticados por un oncólogo tenían OPT y el parásito fasciolopsis buski en el órgano con el tumor. ¡No hubo excepciones entre miles! Ese es el por qué la OPT es un marcador del cáncer.
Ellos también tenían polonio y cerio juntos,  conectados al F. Buski por medio de ferrocianidas y “agentes alkilantes”. Todo esto  pudo parecer en principio un terriblemente complicado inicio de cáncer. Pero más tarde se pudo deshacer y por tanto “se curamos”.

Es muy fácil detener esta temprana malignidad con solo matar el parásito y todas sus etapas, como lo hemos hecho en el pasado. Pero ahora, 12 años más tarde, también podemos detener una malignidad en estado muy avanzado, casi tan fácilmente. Extrayendo una simple parte del poco manejable complejo del cáncer ya lo detenemos. Sus células tumorales dejaran de recibir OPT, su mayor estimulante. Pero podemos hacer más. Los tumores deben tener las cosas que necesitan para crecer; de otra manera, deben detenerse a pesar de la estimulación. El ácido desoxirribonucleico es uno. La estimulación de alguna radíación, particularmente uranio, cercano constantemente lleva al ADN a fabricar más ADN, pero se le deben proporcionar ciertos ingredientes. ¿Cómo podrían estar los tejidos inundados de ADN de modo que el Sincrómetro® ve que se encuentran encharcados?.Esto está también producido por la misma bacteria clostridium que devora los tejidos muertos y produce alcohol isopropílico.

Las bacterias de Clostridium proveen al tumor alcohol isopropilico y ADN

El ADN que produce es similar a nuestro ADN. El ADN inundante no puede ser producido por otra bacteria, como el Estafilococo o el Estreptococo. Su similitud con nuestro ADN es sólo una capacidad de la Clostridium. Entonces al matar las colonias de Clostridium detendremos la provisión al tumor de ADN extra para que crezca. Mientras tanto, el Sincrómetro® muestra que la Clostridium está hambrienta de cerio y se agarrará a sus cromosomas.

Cuando la clostridium alcanza el mismo destino que el resto de los componentes del complejo, ello se sumará para que se produzcan muchas mutaciones. Quizá “habrá excesiva cantidad de ADN de la clase humana”. Cada ADN añadido al complejo del cáncer, suma más y causa diferentes mutaciones.

Para curar el cáncer muy rápidamente, podemos matar el parásito y todos sus estados, tal y como lo hicimos en los libros anteriores. Pero también podemos sacar el complejo del cáncer entero. A ello nos ayudara su “chapucera” construcción. También nos ayudará la alta solubilidad en agua del polonio y el cerio. Simplemente con agua se podría expulsar de dentro del organismo.

Si la historia entera de la causa del cáncer parece más complicada hoy en día que en el pasado, nos puede consolar cuando nos damos cuenta que su complejidad lo hace más vulnerable.

El programa entero de curación es ahora mucho más simple y corto que  los programas pasados. Su complejidad hace que sea desbaratado en un solo paso…inundándolo.

Pero mantendremos nuestro programa ya que hay muchas más malignidades en su cuerpo de las que su oncólogo encontró. Seremos capaces de encontrarlas – pero esta vez sin rayos X, ultrasonido o cualquier otro escáner- solo con las “toallitas humedas de saliva” que analizará el Sincrómetro®. Seremos capaces de verlas hasta que las eliminemos (las malignidades) en agua caliente.

Es comprensible porque un cáncer inicial podía ser curado en los primeros libros. Si alguna pieza de este “chapucero” complejo del cáncer podía ser eliminado del tumor, como el Po, el Ce, la ferrocianida o los “agentes alkilantes”, y se llevara un programa de mantenimiento, no se produciría más OPT. Seria eliminado en horas. Matando los parásitos eliminamos los “agentes alkilantes”. Deteniendo el uso de agua contaminada por cloro se detienen los “agentes alkilantes” provenientes de las grasas de automoviles. Tanto el aceite del motor como la grasa para los neumáticos tienen “agentes alkilantes”. Los dinosaurios seguramente estarian comiéndoselo. Quitar todo el plástico y la goma, eliminaría el Ce, como veremos más tarde. Todos ellos deben estar presentes para desarrollar un cáncer.

Hasta hace poco tiempo no se comprendía por qué el Fasciolopsis era necesario para producir el cáncer. Seguramente el polonio y algunos “alkilantes” podrían producir suficientes mutaciones por si mismos sin el parásito. Pero no hay cáncer sin el parásito. Evidentemente, se requiere también una fuerza viviente.

Apareció una respuesta cuando el sincrómetro encontró el colorante azul de metileno, en todas las aguas contaminadas por cloro. El colorante se había juntado por sí mismo al Fasciolopsis, como cabía esperar que hiciese un colorante. Pero el azul de metileno es también un “alkilantes agent”,y en este caso tiñe nuestro ADN. ¿Por qué no se ponen azules los enfermos de cáncer?

Se sabe desde hace más de 60 años que el azul de metileno es el único colorante que se vuelve incoloro, no azul, cuando lo adquiere un organismo vivo. Aún se utiliza para tal propósito – para detectar una bacteria viva en la leche, por ejemplo, o para mostrar al cirujano donde el tejido está vivo, y no muerto. Ahora es obvio porque matando al parásito buski se detiene el cáncer inmediatamente. Una corriente de electrones, procedía del Buski y era necesaria para impulsar el complejo del cáncer hacia sus conexiones de ADN. Finalmente se había encontrado el verdadero papel del Buski…como fuente de energía para producir la división celular.

¿Por qué no nos centramos simplemente en eliminar al F. Buski?

¡Porque hay tantos! Y son protegidos por la radioactividad. Cada fase de parásito tiene adjunto su elemento radioactivo. Cuando un glóbulo blanco ataca, inmediatamente se destruye su vitamina C. Entonces no puede hacer nada, ni siquiera frente a un ataque de bacterias o virus. No se conoce cómo se destruye la vitamina C. Y por qué solo la vitamina C orgánica (completa con rutina y hesperina) procedente del escaramujo (rose hips) puede ganar la batalla contra bacterias y parásitos radioactivos es algo desconocido.
Sólo eliminando la radioactividad del cuerpo tendremos una verdadera solución a nuestro parasitismo
Libros: “The Prevention of all Cancers”, p.1-6;  y La Cura y Prevenciòn de todos los Cánceres, p. 31-45

HOMEOGRAFIAS HORMONAS

Según el libro de la Dra. Clark “La Cura y Prevención de todos los Cánceres”

LA HORMONA DEL CRECIMIENTO HUMANO:

La Glándula Pituitaria, (la única involucrada en fabricar el núcleo tumoral) fabrica muchas hormonas. Una de ellas es la HGH. Es sumamente importante, se produce para la curación, es excretada,  de noche. Puede ser muy peligroso mantenerla o salvarla hasta la mañana. Es extremadamente poderosa, así que es controlada por el Hipotálamo.

La Pituitaria no puede liberar su HGH en el cuerpo hasta que una Hormona Liberadora llegue, sintetizada por el Hipotálamo.

Este es el caso para otras hormonas, también. Cada una debe conseguir su permiso final. Es el Cerebro entero el que decide, sobre estas hormonas fabricadas por la Pituitaria:

–          HGH: Hormona del Crecimiento Humano

–          TSH: Hormona de estimulación del Tiroides

–          FSH: Hormona estimulante del Folículo

–          LH: Hormona Luteinizante

–          Prolactina

Son los aceleradores de nuestros órganos. Cada una estimula un órgano, pero no demasiado, ya que el Hipotálamo puede frenarlas, deteniendo o no las Hormonas Liberadoras:

–          GHRF o GRF: Factor de Liberación Hormona Crecimiento

–          TRH: Hormona Liberadora de Tirotropina

–          LH/FSH (GnRH): Hormona Liberadora

–          LHRH o LRH: Hormona Liberadora de la H. Luteinizante

–          PRF: Factor Liberador de Prolactina

Nuestros órganos envían constantemente información al cerebro informando cual es la necesidad.

Son nuestras “Glándulas Maestras” que trabajan para responder y estar a cargo del crecimiento.

Pero todos los cánceres comienzan justo aquí. Las Células del Hipotálamo lejos del cerebro, después de su micro explosión, se dedican a fabricar factores liberadores, sin detenerse, unas más y otras menos. Se pegan a las Células de la pituitaria por fusión, forzados a fabricar y liberar HGH sin interrupción.

Los niveles de HGH son elevados en los tumores.

¿Como puede ser detenidos?

CÉLULAS MADRE:

El Factor de las Células madre (SCF), la Glándula del Hipotálamo la fabrica y la excreta, especialmente por la noche en la gente saludable. Esto ocurre bajo un estrecho control del cerebro, y no ocurre así en enfermos de cáncer, es producida día y noche sin detenerse.

Cada célula original (ovulo y esperma) viene junto con una pequeña cantidad de esta sustancia. Se mantiene estrictamente en el lugar donde se requiere la división celular en ningún otro. También viene con algo de complejo de Iridio que acompaña al SCF.

Las células están vivas (10 días unas y meses otras) envejecen y mueren. Dicha muerte se denomina Necrosis. Las viejas células son llevadas aparte y recicladas para no producir más tóxicos, es el proceso de la Apóptosis. Este agujero se tiene que rellenar, sino el órgano se hace cada vez más pequeño.

(En un tumor al contrario el órgano se hace más y más grande).

Una célula debe adquirir más proteínas y ADN extra, (tarda un día en la división celular, pero las bacterias tardan 20mn.), tras esto se preparan de nuevo al trabajo diario à metabolismo.

Estas son las Células Madre, siempre están listas.

¿Cómo saben cuando han de dividirse y rellenar el hueco? El Factor de las Células Madre es enviado cuando hay una necesidad y les da este mensaje, pero solo a localizaciones de polaridad “Sur”. El daño en un órgano ha causado por sí mismo una oxidación del hierro. En menos de un segundo desde que se ha producido el daño el cerebro manda este  factor SCF.

Pero lejos del cerebro las células del Hip. y Pit. están flotando, no está basado en la necesidad, continúan fabricando SCF y HGH todo el rato, y se detectan alrededor del tumor y en el núcleo mismo.

Podría ser que las mismas Células Madre fabrique el tumor que parece elegirlas a ellas.

Estas células (dúplex) forman un enjambre libre para juntarse a un órgano, por la presencia cercana de Ascaris y Fasciolas, con gran cantidad de fibrinectina e hilos pegajosos para tender una trampa.

Un quiste en un Riñón tiene un núcleo fabricado de células del Hipotálamo, Pituitaria y Riñón, le falta la porción del Páncreas. No posee un verdadero núcleo del tumor.

El Hipotálamo envía sus factores liberadores, su SCF e Iridio. La Pituitaria envía HGH y su tropa de Hormonas según la demanda del Hipotálamo. El nuevo quiste empieza a dividirse. El órgano también responde. Puede responder a la Prolactina si es el pecho, que producirá fluido, el Riñón responderá a la Vasopresina que aumentará la presión sanguínea, la Próstata puede agrandarse por exceso de hormonas masculinas y de FSH, un órgano siempre intenta realizar el uso adecuado de lo que le llega, lo que lo agrandará.

A pesar de todo esto, la nueva masa no crece de la misma manera que lo hace un tumor. ¿Qué fuerza lo empuja o qué producto químico detiene el crecimiento del quiste?

Los Oncovirus faltan en los quistes. El cuerpo los encajona, no pueden entrar más toxinas o bacterias, lo que protege al cuerpo, y lo vuelve inofensivo. Un Núcleo tumoral real, completo con una porción de Páncreas podría ser formado todavía y esto cambiaría todo.

La diferencia en el quiste es la ausencia de Células del Páncreas y un Virus SV40.

El Sincrómetro los encontró en un tumor, pero no estaban solos, pegados había una serie de Oncovirus, como patinadores, agarrados y fuera de las células del Páncreas, intentando penetrar en las Células, pero solo el órgano con el tumor podía dejarlos entrar, todo el grupo entra con el SV40 como Jefe.

El Sincrometro detecta que el SV40, llega al cuerpo con el Parásito Pancreatico y escapa  a través de la sangre y se extiende por todo el cuerpo. Las células no lo dejan entrar en los órganos. Solo entrará junto con una bacteria, allí empezará el tumor. Los Linfocitos suelen devorarlos y eliminarlos. Pero necesitan Germanio orgánico, Selenio y Vit. C. Pero en los enfermos de cáncer, los Linfocitos están repletos de colorantes azoicos, lubricantes, Mercurio y Niquel…y hierro dentro, lo que hace que se oxiden, y las enzimas no funcionan ya que los Minerales oxidados se transforman en Metales à los Linfocitos no pueden eliminarlos, el SV40 sigue multiplicándose.

El Cloro es un inmunodepresor y accede  directamente a nuestro ADN. Los Virus SV40 deben ser provocados para que emerjan, por sustancias fenólicas de los alimentos: El Acido Gálico. Inflama al Páncreas para fabricar células errantes. El causante de la liberación del virus SV40 de los parásitos pancreáticos es el mismo: el Propil Galato. 

Existen muchos  virus que nos invaden, los parásitos grandes poseen sus propias bacterias y virus.

Juntos, el grupo de Oncovirus mantiene a las células del cáncer creciendo indefinidamente, hacen que las bacterias sean resistentes a  cualquier cosa como los antibióticos. Se hacen resistentes a cualquier droga.

Mientras tanto, van cambiando las bacterias, pueden parecer cristalinas, enceradas, rosas, la piel con células cancerosas es áspera y dura, no es suave, pueden crecer raíces, nudos, no es el comportamiento normal. Los genes han sido adulterados. Hay que detener todo esto, para que encoja el tumor. Pero están protegidos. La Radioactividad protege a los Parásitos. El Polonio protege al Fasciolopsis Buski específicamente.

Encoger un tumor requiere 3 procesos:

Apoptosis, Digestión ordinaria y Fagocitosis por los Glóbulos Blancos à significa autodigestión, digestión por nuestras propias enzimas y ser devorados por los Glóbulos Blancos: los CD8 y CD14.

1-      Detener este crecimiento eliminando SCF, HGH y radioactividad.

2-      Después comenzará la apoptosis mediante la eliminación de Ascaris y otros Parásitos que nos traen oncovirus.

3-      La digestión por nuestro estómago y las enzimas pancreáticas continuará y también lo suplementaremos.

4-      El resto lo deshacemos con los Glóbulos Blancos, Linfocitos  CD8 y CD14 (cuyo poder inmune ha sido restituido, estas son las únicas células autorizadas a devorar sus propias células).

Cuando los tres procesos han comenzado, sólo le lleva algunos días observar el encogimiento visiblemente o sentirlo internamente.

El crecimiento en si mismo siempre ocurre en 2 partes:

–          Los aceleradores: SCF y el HGH, pero contribuyen los suministradores de ADN, de Reductasa Ribonucleotida, productores de Thiourea y de CEA, de HGC, y fuerzas de polaridad “Sur”.

–          Los deceleradores: Son genes limitadores de la longevidad, nuestro Aldheido Pirúvico  y las fuerzas de Polaridad Norte.

–          Detener la producción de SCF y HGH es bastante fácil à detendremos la erosión del Hipotálamo y la Glándula Pituitaria con la Dieta.

–     Detener la sobreproducción de ADN, RRase y Thiourea es fácil también àEliminando la Bacteria Clostridium.

–          Detener el HCG es fácil àEliminando el Fasciolopsis Cercaria (para que no sea parte del complejo cancerígeno).

–          Eliminar el CEA, ADN Polimerasa y el AFP (Alfa Feto Proteina) à Eliminando las levaduras del pan.

–       Cambiar las fuerzas del polo “Sur” al polo “Norte” à Eliminando el Niquel (aunque esté enterradas en lubricante)

–          Cambiar y alentar los Glóbulos Blancos es fácil à Tomar Germanio, Selenio y Vit. C, junto con Homeografías.

–          Aportar enzimas extras es fácil también.

–          Aportar Aldheido Pirúvico es fácil también à con gotas Homeográficas.

–          La fuerzas de polaridad Norte pueden ser traídas de vuelta à con el Zapper.

–          La Thiuorea y el Aldheido Pirúvico serán regulados à Eliminando la mayoría de las Bacterias.

–      Solo la Radioactividad no ha sido conquistada. Existen muchas clases, cada elemento es único. Cada uno cambia el ADN en un minuto, cambiarlo puede hacer que el tejido crezca. El cuerpo puede eliminar los elementos radioactivos por sí mismo à con la ayuda de quelantes (salvo si están atrapados en los dientes, encuéntrelos primeros con una prueba dental).

–          Los Tumores cancerosos están llenos de HGH y Factor de Células Madre, al ser forzados a producirlos por el Núcleo tumoral.

–          La razón por la cual las toxinas y otros rehúsan acumularse en nuestros tumores no está claro aún, pero parece debido al bloqueo de los Riñones y la falta de alimentación de los Glóbulos Blancos.

NUESTRO ASOMBROSO SISTEMA INMUNE:

Nuestros Glóbulos Blancos son nuestro Sistema Inmune. Pueden sentir un enemigo desde muy lejos, moléculas de Plomo o Virus SV40. Para esto necesitan sus “pieles” que son sus membranas más exteriores. Poseen sensores especiales. El resto de la membrana está hecha de una “barrera” de  doble capa de moléculas de grasa que mantiene fuera a los intrusos y a las moléculas tóxicas. Pueden diferenciar entre amigos y enemigos desde una larga distancia, estos macrófagos al detectarlo se desplaza hacia él. Sus grandes y torpes pies son denominados pseudópodos, nos recuerda un tanque armado cuando se mueve en la sangre.

Los enemigos grandes deben ser atacados y muertos antes de que puedan mordisquear. Los más pequeños, como Bacterias y Virus son devorados enteros, envueltos y matados una vez dentro. Son agarrados por los largos pseudópodos, incluso los Priones son devorados.

Los Glóbulos Blancos pueden producir poderosos productos químicos, llamados:

–          “Citoquinas” y “Leucoquinas”.

–          Ellos incluyen las Interleuquinas y los Interferones. Son las “Armas” utilizadas para destruir los Parásitos más grandes de manera que nuestras Enzimas Digestivas puedan digerirlos y nuestros Glóbulos Blancos devorarlos.

–          El DMSO es una de tales armas. (difícil de encontrar)

–          El MSM es otra arma que fabricamos, destruye los productos químicos de la Cebolla (que toman parte en el complejo cancerígeno).

–          La Benzoquinona, otra arma, pero se produce en cantidades ínfimas, destruye docenas de toxinas similares a estas así como muchos Parásitos incluyendo la Malaria.

–       El Acido Rodhizonico en pequeñas cantidades destruye el  Ascaris Megalocephala.

–          El “Complemento” es otra parte muy importante del sistema Inmune, de una familia de moléculas utilizadas como arpones para pequeños enemigos y así son devorados por Glóbulos Blancos.

El Sincrometro distingue 10 clases de Glóbulos Blancos:

–          Linfocitos CD4  que devora y mata Virus

–          Linfocitos CD8  que incluyen nuestros asesinos Naturales, incluso son capaces de devorar a los CD4 cuando estos son incapaces de matar los Virus que han digerido.

–          Células B CD37

–          Macrófagos CD14 (y 6 variedades más que devoran Colorantes y Aceites de motor) comen de todo, menos a usted. Tanto los CD8 como los  CD14 son devorados de carne, sólo estos pueden devorar células tumorales y grandes trozos de Parásitos.

Análisis de Sangre: Glóbulos Rojos  (RBC), Plaquetas, Eosinófilos y Megacariocitos:

–          Plaquetas: Son pequeñas partículas, ni siquiera células, no tienen núcleo, rellenan las pequeñas fisuras y agujeros en arterias y venas: es la coagulación.

–          Eosinófilos: son Glóbulos Blancos que expulsan Histamina a los enemigos, en especial a los Ascaris.

Miles de cosas se introducen dentro de un órgano que tiene un tumor, deberían haber sido llevadas al Hígado o a los Riñones, pero no, estas basuras fueron depositadas  en el tumor. ¿Por qué?

Los defensores juntos con las células tumorales y Riñones se polarizaron “Sur” por la carga que tenían que transportar. Ellos no podían pasar de Norte a Sur y volver a realizar su trabajo à se pretendía que cogieran una carga Sur, que les volvía temporalmente Sur, los procesa, los expulsa, y vuelven ellos mismos a Norte, para la próxima carga. El Norte es su estado normal para realizar la recogida, necesitan energía viviente para procesar la carga y volver  ellos mismos a Norte. Este sistema de ciclo puede fallar cuando los Glóbulos Blancos están abrumados con demasiada Ferrita de Hierro o Niquel y otros Metales Pesados que son Sur. Por lo que hay que ayudarlos a recuperarse deteniendo su carga y alimentándolos. La mayor carga es el Cloro.

Eliminación de la carga:

La creencia común es que debemos aumentar nuestra inmunidad, pero es mucha más efectivo eliminar sus destructores, como el agua clorada que bebemos a diario.

PCB’s:

Son toxinas que quedan atrapadas en las membranas de los Glóbulos Blancos, dado que están hechas de grasa y los PCB’s disuelven la grasa, y es ahí donde tienen sus sensores especiales. La fuente principales el Cloro. Los alimentos procesados lo contienen.

Benceno:

Es un destructor de la inmunidad, se encuentra en filtros y ablandador de agua y en la comida procesada, a través de los sabores añadidos y colorantes. Estos son fabricados con disolventes que provienen de la industria del petróleo.

–          El grano del pan está rociado con “aceite mineral” para alejar el polvo. Tiene traza de Benceno. Es un causante del cáncer, en especial de Leucemia.

–          La Cerveza lo contiene también.

–          Un hongo que está en el anillo de la raíz de la patata.

Nuestros Glóbulos Blancos están obligados a dejar de devorar a nuestros enemigos, después de que haya entrado Benceno  a través de sus membranas. Una acción del Benceno es dejar entrar Virus en nuestro Genoma. Una enzima especial llamad Viral Integrasa lo permite cuando está el Benceno.

El Benceno activa la Malaria, detona el Virus VIH, causa el SIDA y el Cáncer.

Amianto:

No solo puede estar en paredes y techo, sino en el agua y alimentos (frutas lavadas con agua) que los polariza Sur, ya que contiene moléculas de Ferrita. Cuando se adhiere a un tejido o a la sangre, es el detonante en el Hipotálamo, lo que le induce a liberar su GHRF. Los Glóbulos Blancos empiezan a devorar el Amianto, se detona un gen que produce ferritina  encargado de almacenar el hierro à excesiva cantidad de hierro, es como una marea negro que detiene al sistema inmune que deja de ingerir amianto y cualquier otra cosa.

El Amianto se elimina con lavados de agua caliente especiales y con papaína también pero el olor es insoportable.

Los Colorantes:

Se encuentran en todas las golosinas para niños y en alimentos lavados con agua clorada y lejía. En cada paciente con cáncer, en el análisis de sangre, tiene el nivel de LDH demasiado alto o Fosfatasa Alcalina, es debido a los colorantes. El Sincrometro detecta que alarga la vida hasta 15 veces más, como en los Oncovirus. Las células del cáncer que habrían muerto en su tiempo normal, siguen vivas mucho más tiempo. El gen de la longevidad, bcl2, es demasiado activo, controlador de la apoptosis, es una de las mutaciones producidas por el complejo cancerígeno. El Sincrometro ve colorante “Fast Green” concentrado en los CD8, células asesinas por naturaleza, están vivas en mayor número, pero incapaces de asesinar NADA. Los DAB en los tintes son muy dañinos, elevan el nivel de Fosfatasa Alcalina, cuando es alto el DAB llena los Glóbulos Blancos, cuando es bajo puede haber un fallo orgánico. Si se encuentran en los Linfocitos B, el nivel de Globulina se altera, pueden elevar el LDH. En todos los pacientes con cáncer, los niveles de Fosfatasa Alcalina y LDH son muy elevados. Otros (Fast Red) causan edemas en cerebro, pulmones y abdomen. Bloquean la eliminación del ácido Malonico (insecticida, empastes, aceites de cocina…y cloro del agua). Los Colorantes se extraen del tumor, con Vit. B2 y Coenzima Q10,con el zapper y Homeografías. Se usan gotas de carbonato de Propileno para sacar el Azul de Metileno del ADN, pero limpiar Riñones y Hígado, para que no se atasquen en su salida.

Los Metales Pesados:

Estaban a  metros bajo tierra, pero los hemos sacado y ahora están hasta en el aire que respiramos.

–           El Aluminio: Una comida impensable, pues en los 80, fue introducido en las levaduras industriales (Aluminio añadido a un líquido burbujante) à Bollería-hinchada sin levadura. La causa del Alzheimer (Acumulación de Aluminio en Cerebro), los Herpes, el EBV (Sínd. Fatiga Crónica).

–          Nuestras comidas rebosan de Niquel y Cromo.

–          El ORO, la maldición? Es más difícil de desintoxicar que otros metales. Es el trabajo de los WBC, pero si hay radioactividad, están perdiendo Vit. C y no pueden trabajar, los órganos se van llenando cada vez más de Oro, que alimenta a los Priones y atrae al Macracanthorhyncus (Parásito). El órgano está dispuesto a morir. Provoca enfermedades en Ovarios, Diabetes, Priones, Obesidad

–          El cobre de las tuberías trae Plomo de las juntas soldadas. El Cobre produce manchas marrones.

–          El Niquel almacena todos los metales, consume nuestro Iridio y lo cambia a polaridad Sur. Los tumores son depósitos de Niquel procedente de la bacteria Clostridium causante de la escasez de Iridio por lo que no puede avanzar la curación à nivel bajo de Iridio (29), en Homeopatía unidades de 1 diluidas 5 veces). Los niveles de 80 son normales, en niños son 120. El Niquel nos trae más y más infecciones, calvice y Alergias.

–          El Cobalto nos produce enfermedades cardíacas.

–          El Vanadio altera producción de Globulina (anticuerpos) y forma los Glóbulos Rojos.

–          El Óxido de Germanio provoca deficiencia de WBC.

–          El Cromo nos da problemas de azúcar en sangre y dolores.

–          El Rutenio está  en tallos de arbustos y cáscara de Coco, El Macracanthorhyncus lo usa y la Malaria también.

Estos mismos metales son usados por los Parásitos, Bacterias e incluso Virus y Priones, son el combustible de nuestras enfermedades.

Los metales nos roban la juventud, la salud y nuestro destino, se van acumulando lentamente con la edad, lo aceptaremos como normal, pero si es repentino, tendremos una crisis, una patología como un fallo hepático.

Los elementos Radioactivos:

Algunos vienen de las pruebas nucleares hace décadas. Por lo que las sobras de Uranio empleado para hacer bomba son almacenadas durante años. Ahora se han transformado en materiales dentales.

Fractura los materiales cada vez más ligeros, cubre al Torio (que caliente la tierra desde el interior).

El Radón se cubre, pero sus gases suben hacia nuestras casas y lagos. Se transforma en Plomo radioactivo, Bismuto, Torio y Polonio.

El Polonio hace más daño que ninguno, ya que desprende radiaciones Alpha, causante de todos los cánceres, no sólo los de Pulmones. A esto lo llamaban: Factor geopático.

En Zonas rocosas, el Radón sube a la superficie de los cráteres, uniéndose a partículas de polvo. Estas navegan hasta nuestros hogares con el aire. Son partículas Alpha, cargadas Sur, atraen cargas negativas causando grandes desequilibrios en la química de nuestro cuerpo a medida que penetra en nuestros tejidos, hacen túnel en los órganos y puede cortar un cromosoma por la mitad, provocando mutaciones de los genes.

Los elementos Lantanidos:

Estamos siempre rodeados de ellos. Después de la 2ª guerra mundial se decidió comercializar con ellos, el estudio de la salud quedo en 2º plan tras los intereses comerciales, por lo que el Gadolino y otros de estos materiales se inyectaron en la gente para hacer los Scaners más nítidos.

Tulio, Itrio y Yterbium se usaron para revertir la ósmosis de las membranas.

El Cerio se usó en los mecheros de plásticos, debido a su alta reactividad.

Solo uno de los 15 Lantanidos es radioactivo, el Promecio (Pm). El aire siempre está lleno de Pm, nuestro cuerpo también, pero siempre lo está sudando, eliminándolo.

Cada elemento radioactivo hace su propio daño. El Radón es inhalado, una vez dentro del cuerpo, produce su familia, dando plomo radioactivo, bismuto y otros. El Plomo se traslada a nuestros huesos. El Polonio se combina con otros metales y nuestros fosfatos.

Son docenas de enfermedades causadas por Bacterias y Parásitos, pero han obtenida ventajas conteniendo radioactividad. Es su punto débil. Necesitan Metales para producir sus enzimas. Simplemente es cuestión de cortar su suministro de metales y conseguimos aliviar sudores, fiebre, toses, hinchazones, fallos orgánicos, dolores.

Patógenos Necesidades de metales y alimentos: Se elimina con:
Adenovirus 16 Cobre(Ac.linoleico,quercitina)  
Adenovirus 36 (obesidad) Cobre cromo  
Adenovirus respiratorio Cobre cromo cobalto  
Aspergilus (hongo) Cobalto cromo niquel  
Gripe Aviar Oro, Vanadio  
Bacillus Cereus Cobre cobalto aluminio  
Borrelia (Lyme) Cobre Radón  
Chaentomium (hongo) Estroncio oro  
Clostridium Niquel Cobalto  
CMV Estroncio  
Dirofilia Cromo  
E. Coli Van.Molib.Mg,cromoNiquelCu  
EPV Alu.OroCromoVanadio polvo  
Gripe  Influenza A B Vanadio  
Herpes I y II Plomo  
VIH Oro Estroncio  
JUN Estroncio lo dispara ac.palmera  
Sarampión Dispara ac.linoeleico áscaris  
Paperas (Mycobac.avium) MgCuZnAscarisEstroncioVana  
Myco Phlei(Ezqui.Esclerosis CromoOroVanPolvo,Sali.perro  
Mycob.Tuberculosis Estroncio  
Mycoplasma Estroncio  
Mycoplasma Arthriditis Vanadio en bacillus Cereus  
Nocardia (Parkinson) Titanio Tantalio  
Papiloma(verrugas) ASA Echino.Recurvatum  
Penicillum (hongo) Cobre  
Plasmadium Falci (Malaria) Cobre Rutenio Selenio  
Pneumocystis Aeurog. Estroncio  
Putrefac. Patata Oro Macaracanthoryncus  
Priones Oro Rutenio celu.Hipot.libres  
Pseudomonas Aeuro. Estroncio Oro  
Salmonela Enteriditis Oro Rutenio Molibd.Rubidio  
Shigela Estroncio Oro Niquel  
Staph Aureus Estroncio Oro Niquel  
Strepto. G Cromo  Vanadio Niquel  
Strep. Pneumoniae CromoEstroncio Cu Oro Ni  
Strep. Pyogenes Cobalto  
SV40 Cromo Estroncio Oro  
Levadura (alcohol y pan) Cromo Ni Co Oro  
Ascaris Lumbricoides Quercitina (calabacin y calabaza poco cocinados) Gotas BQ, cisteína
Ascaris Megalocefalo D-Carnitina (alimento animal domestico) Gotas RZ, cisteína
Clonorchis Sinensis Avena cocinada o cruda BWT
Dirofilia Lactosa Cromo Levamisol
Echinopor. Recurvatum Ac. Cinamico, Hipurico, Vit.D3, Cu,Vanadio Glioxal,granada(piel y sem
Echinostoma Revolutum Zein, sorgo (maíz acetildheido (nueces) Gotas Ac. Glioxilico
Eurytrema Pancreatico Limon, Ac.  Laurico (aceite) Ac. Galico (conservante) BWT
Fasciolopsis Buski Cebolla cruda, ajo,mostaza BWT MSM Ag.Alcalniz.
Fasciola Trigo (gluten) metacercaria Ac. Laurico (aceite alimentario)  
Gastrothylax AcCinamico(canela)àEnf Poliquistica Hi.,Sind.Down,Fib.Qui  
Macracanthorthynclus ORO. Carne, platanos, mantequilla, arroz  
Onchocerca, Lombriz Filaria Maiz, Manitol (azúcar) Ac.Linoleico, Vit. D3 Vinagre, Levamisol
Paragonimus, (P. Pulmon) Limon BWT
Plasmodium F. (Malaria) Disulfito Hierro,harina,limón,melanina,plantaina,ASA,benceno  
Strongiloides Patata cruda,frita,Ac.Linoleico Levamisol

BZ = Gotas Homeo. Benzoquinona

RZ = Gotas Homeo. Acido Rhodizonico

BWT = Tintura Nogal, Ajenjo y Clavo

Matar de hambre a Virus y Bacterias es más rápido que usar medicinas y hierbas. Una buena receta de antibióticos Homeográficos y hierbas puede matar muchos patógenos en un periodo de 24 a 48 horas.

Ejemplo de zapeo con platos en el caso de Cáncer de Pulmón. En el plato de la izquierda se coloca siempre una bottle-copy del sistema vascular, que consta de cinco elementos: “sangre”, “linfa”, “glóbulos blancos”, “vasos linfáticos” y “arterias, venas y capilares”. En el plato de la derecha se zapea el órgano afectado: bottle-copy del pulmón (la muestra de pulmón y el pulmón del paciente entran en resonancia). También es recomendable realizar un zapeo del set vascular del órgano afectado. Para zapear el set vascular de un órgano habría que realizar cinco zapeos de 20 minutos cada uno, colocando juntos (deben tocarse físicamente) en un plato la bottle-copy del órgano junto a un elemento del set vascular.

A los 15 días procederíamos a zapear el tumor con el fin de disolverlo. Todos las células del tumor tienen fosfato tricálcico dentro y a su alrededor. El tumor no tiene el mismo patrón de frecuencias, por lo que para identificarlo colocamos una bottle-copy de fosfato tricálcico junto a la botte-copy del órgano (las bottle-copies deben tocarse).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, me especialicé hace 7 años específicamente en esta terapia natural, comprobando su eficacia en la mayoría de mis pacientes y he tratado ya a más de 400 dentro y fuera de España.

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: