Terapia de la Dra. Clark

AFECCIONES GINECOLÓGICAS

images 6

AFECCIONES GINECOLÓGICAS

A la práctica totalidad de mujeres en alguna etapa de su vida les afectan problemas como miomas uterinos, endometriosis, ovarios poliquísticos, síndrome premenstrual, problemas relacionados con la menopausia y últimamente algo que tristemente comienza a ser muy común en lo que a problemas ginecológicos se refiere que es la infertilidad.

“Lo habitual en este sentido es que se tiende a prestar demasiada atención a las hormonas y no se tiene en cuenta en absoluto al sistema digestivo y a la flora intestinal”.

Y es que por atrevido que parezca, la mayoría de los trastornos ginecológicos comienza con la presencia de patógenos (ya sean parásitos, bacterias, hongos o virus), por lo que la eliminación de patógenos por métodos naturales y la desintoxicación orgánica junto con la correcta higiene intestinal deben ser la base de toda terapia destinada a la eliminación de la práctica totalidad de problemas relacionados con el sistema reproductor (tanto femenino como masculino).

Así que nos atrevemos a decir que:

¡Menos histerectomías y más eliminación de patógenos y limpieza intestinal!

Es un gran error extirpar la matriz, pues de este modo solo logramos ocultar los síntomas, pero no la base de la enfermedad. La matriz no es solamente un órgano reproductor sino también un emuntorio (órgano encargado de la eliminación de tóxicos y residuos metabólicos).

Mediante la menstruación se eliminan del organismo gran cantidad de toxinas. En los casos de metrorragias (hemorragias fuera del periodo menstrual), el sangrado obra como una válvula de escape a través de la cual se eliminan toxinas que no han podido ser excretadas vía renal o intestinal (de ahí la importancia de los protocolos que creó la Doctora Clark de limpieza renal y limpieza intestinal.

La leucorrea o flujo blanco se produce como consecuencia de una expulsión masiva de toxinas en forma de moco a través de la mucosa vaginal. Esa carga tóxica que se elimina de este modo procede principalmente de los intestinos, fruto del exceso de parásitos, bacterias patógenas, hongos y del estreñimiento, además de una excesiva permeabilidad intestinal (ambas sintomatologías directamente relacionadas con patógenos).

Extirpar la matriz solo puede empeorar el estado de salud general, pues aunque sofocamos los síntomas, la causa que los produjo sigue presente y tarde o temprano afectará a otros tejidos del organismo. Al impedir la eliminación de tóxicos lo único que logramos es cambiar el nombre a la enfermedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


María Teresa Conejo Ortiz – Terapeuta especializada en la Terapia Clark

Soy Naturópata y Terapeuta Clark, después de haberme especializado desde hace 8 años especificamente en esta terapia, he comprobado su eficacia en la mayoría de mis pacientes, dentro de España como fuera de ella, en Europa (Francia, Inglaterra...)

Para recibir una notificacion vía E-mail de mis nuevos artículos ingrese su correo aquí: